Se trata de una inédita iniciativa solidaria en la que las y los docentes chaqueños de 32 instituciones aportan su conocimiento, tiempo y esfuerzo utilizando las instalaciones y los equipamientos con que cuentan en estas instituciones, con el aporte del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

Ante la pandemia del coronavirus en la provincia, docentes de las 32 escuelas secundarias de Educación Técnica y de Formación Profesional producen máscaras protectoras, barbijos, gorros y otros elementos para prevenir la propagación viral.

Los elementos, indispensables para la crisis sanitaria que atraviesa el país y el Chaco, son destinados al personal del Ministerio de Educación que se encarga de los comedores escolares, y a diferentes agentes de los ministerios de Salud Pública y de Seguridad y Justicia. Las acciones se dan en el marco de la Ley Nacional Nº 26.058.

Tanto directivos, docentes, jefes de talleres trabajan a la par, dedicando entre 8 a 10 horas diarias en la labor solidaria, demostrando un compromiso para diseñar y producir las máscaras, barbijos con filtros, gorros, batas, porta sueros, y distintos insumos atendiendo la demanda requerida.

Se trata de una inédita iniciativa solidaria en la que las y los docentes chaqueños aportan su conocimiento, tiempo y esfuerzo utilizando las instalaciones y los equipamientos con que cuentan en estas instituciones, con el aporte del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

La fabricación de cada máscara facial demanda entre 2 a 5 horas, dependiendo de las características y solicitudes. Por día se fabrican aproximadamente 150, contando con todos los insumos y elementos. En tanto que la confección de un lleva aproximadamente 7 minutos, cofias y batas 15 minutos. Esta tarea está a cargo de docentes que ponen su mayor esfuerzo para lograr el objetivo en tiempo récord.

Desde hace tiempo, las escuelas de Educación Técnica y Formación Profesional del país empezaron con el estudio de los saberes digitales. Desde el INET y las diferentes jurisdicciones surgió el proyecto de dotar a todas las escuelas técnicas de elementos tecnológicos para el desarrollo de los saberes digitales, dentro de estos elementos, se encuentran las impresoras 3D.

Ante esta emergencia y viendo la necesidad, se plantearon y estudiaron situaciones de donde surgió la idea de la fabricación del protector facial, un insumo de protección imprescindible en el marco de la pandemia.

Luego rápidamente estas escuelas iniciaron la producción por iniciativa de la Dirección de Educación Técnica y Formación Profesional, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Chaco.

Además, algunas escuelas técnicas y de formación profesional se encuentran reparando camas, confeccionando y reparando overoles, realizando el mantenimiento de aires acondicionados, reparaciones eléctricas, entre otras tantas tareas de asistencia a la comunidad.

El Ministerio de Educación del Chaco, a través de la Dirección de Educación Técnica y Formación Profesional, y en coordinación con las direcciones Regionales Educativas, acompañan diariamente los trabajos y controlan constantemente la seguridad de las personas que trabajan con las impresoras, como así también en los talleres.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry