Durante la madrugada del domingo, se produjo un tiroteo a la salida de un centro comercial en Miami, donde tres personas bajaron de una camioneta y comenzaron a disparar indiscriminadamente a la gente, dejando al menos dos muertos y otros 25 heridos.

En el lugar hallaron 80 casquillos de bala.
Los heridos fueron trasladados a hospitales cercanos y uno de ellos se encuentra en grave estado.

Desde entonces, la Policía busca intensamente a los tres atacantes que huyeron del centro comercial, luego del tiroteo.

“Son asesinos a sangre fría que dispararon indiscriminadamente contra una multitud y buscaremos justicia”, sentenció el director del departamento de policía del condado de Miami-Dade, Alfredo “Freddy” Ramírez III, en un mensaje publicado en Twitter. Además, calificó los hechos de un “acto cobarde y selectivo de violencia armada”. Según las últimas informaciones, la Policía no tiene por el momento ninguna descripción de los tres individuos.

El Gobernador de Florida, Ron DeSantis, mostró su pesar a través de las redes sociales y aseguró estar trabajando junto a las autoridades locales para “hacer justicia” con los atacantes. “¡La justicia debe ser rápida y severa!”, sentenció en un mensaje publicado en Twitter.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry