México, Costa Rica y Chile se convirtieron en los primeros países de América Latina en empezar a vacunar contra el coronavirus y los seguirá la Argentina la semana próxima, mientras el mundo se prepara para una Navidad de confinamientos y reuniones limitadas a un año del inicio de una pandemia que ya mató a 1,73 millones de personas, y en África aparece una nueva variación del virus.

Mientras el mundo reportaba más de 693.000 contagios de la Covid-19 en un día, y elevaba el total a 78,7 millones, además de 13.608 muertes, según la Universidad Johns Hopkins (JHU), México aplicaba la primera dosis de la vacuna del dúo farmacéutico estadounidense alemán Pfizer y BioNTech a una enfermera de 59 años.

“Son pocas dosis pero México es el primero en América Latina en tener esta vacuna”, sostuvo el presidente Andrés López Obrador, en su conferencia de prensa televisada, a través de la cual se transmitió la vacunación, citado por la agencia de noticias AFP.

El inicio del plan de vacunación que en esta jornada inmuniza a 2.975 personas que trabajan en unidades de la Covid-19 es crucial en México, el cuarto país con más muertos a nivel global, solo detrás de Estados Unidos, Brasil e India; y el decimotercero con más casos.

También Chile comenzó a inmunizar a un grupo de trabajadores de la salud, convirtiéndose así en el primer país de Sudamérica y el segundo de América Latina en iniciar la campaña masiva, pocas horas después de la llegada de las primeras dosis de Pfizer/BioNTech al aeropuerto de Santiago.

“Estoy muy emocionada, nerviosa; son emociones múltiples”, expresó hoy Zulema Riquelme, la auxiliar de enfermería de 46 años, antes de ser inoculada en el Hospital Metropolitano en respuesta al presidente Sebastián Piñera, quien supervisaba el proceso y le preguntó cómo se sentía.

El plan oficial contempla vacunar a 15 de los 18 millones de habitantes del país durante el primer semestre de 2021, y según Piñera, Chile ya logró asegurar una provisión de 30 millones de dosis de la vacuna, entre varios laboratorios y la iniciativa Covax.

El segundo país de la región en iniciar la vacunación masiva será Argentina la próxima semana, luego de que hoy el Ministerio de Salud autorizara “con carácter de emergencia” el uso de la vacuna Sputnik 5, horas antes de que unas 300 mil dosis arriben al país.

En medio de una segunda ola de contagios y con solo nueve camas libres en la Unidad de Cuidados Intensivos, Costa Rica también inauguró su programa de vacunación masiva de la mano de Pfizer/BioNTech, tras recibir ayer las primeras 9.750 dosis, consignó la agencia Sputnik.

“Doña Elizabeth Castillo de 91 años es la primera persona en Costa Rica en recibir la vacuna contra la Covid-19. Es una realidad. Con la llegada de la vacuna de Pfizer/BioNTech, iniciamos la vacunación”, publicó el presidente Carlos Alvarado en su cuenta de la red social Twitter.

Paralelamente, el país más afectado por la pandemia sigue sin poder controlar la propagación del virus. Estados Unidos registró ayer más de 228.000 contagios y 3.359 muertes, el tercer número más alto de decesos en un solo día, mientras que California se convirtió en el primer estado con más de 2 millones de contagios con las unidades de cuidados intensivos cerca del colapso.

Del otro lado del océano Atlántico, en Europa continuaban apareciendo casos de la nueva cepa de coronavirus, mientras algunos países endurecían restricciones horas antes de Nochebuena y la Unión Europea esperaba al domingo próximo para iniciar la inmunización masiva en sus naciones.

Un día después de que se reportara un caso de coronavirus con la variación británica en Italia, Alemania informó de otra similar en una pasajera de un avión que llegó desde el Reino Unido el 20 de diciembre, por lo que fue rápidamente aislada junto a otras tres personas con las que había estado en contacto, consignó la agencia Europa Press.

Mientras tanto, la Nochebuena se prefiguraba silenciosa en Alemania en medio de cifras casi récord de nuevos casos (casi 33.000), advertencias de multas de hasta 500 euros por violación de restricciones y filas frente a una discoteca cerrada para hacerse testeos de la Covid-19.

Asimismo, Italia inició un cierre casi total de cuatro días para sus 60 millones de habitantes, con la prohibición de salir de la comuna de residencia, bares y negocios clausurados, y un toque de queda entre las 22 y las 5, a fin de evitar una propagación que provoque una tercera ola en enero.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry