El campeón de América desfila a paso firme hacia la primera Copa del Mundo en Medio Oriente, cuyo boleto puede asegurar un año antes siempre y cuando reciba el guiño de otros resultados en la decimocuarta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.

Brasil, primer equipo del continente en asegurar su presencia en Qatar, lidera la competencia de manera invicta con 34 puntos y Argentina se ubica como escolta con 28, por encima de Ecuador (tercero con 20), Chile (cuarto), Colombia (quinto), Uruguay (sexto), los tres con 16, y Perú (séptimo con 14).

Para sellar su pasaporte en la próxima jornada, al equipo de Lionel Scaloni le alcanzará con ampliar su diferencia de puntos con dos de los equipos que suman 16 unidades: Chile, Colombia o Uruguay.

De modo que, en caso de ganar el superclásico, Argentina deberá esperar que no lo hagan dos de esos tres rivales o bien, si el juego en San Juan termina empatado, esperar que pierdan un par de los mismos adversarios y además que no triunfe Perú.

Así, la Albiceleste quedaría inalcanzable para el equipo que termine la fecha situado en zona de repechaje y por lo tanto sacaría pasaje el Mundial con cuatro partidos de handicap, que muestra a 7 de sus 10 participantes en una dura disputa por las últimas dos plazas directas y la repesca.

Lo que vendrá

El superclásico sudamericano se jugará en el estadio Bicentenario desde las 20.30 con arbitraje del uruguayo Andrés Cunha; Uruguay será visitante de Bolivia en La Paz (17), Perú jugará con Venezuela en Caracas (18); Colombia recibirá a Paraguay (20) y Chile cerrará el programa ante Ecuador en Santiago (21.15).

Si no se concretara la clasificación este martes, Argentina tendrá cuatro nuevas oportunidades de hacerlo hasta el final de las Eliminatorias frente a Chile (V), Colombia (L), Venezuela y Ecuador (V).

A la espera del fallo

Todo ello sin considerar que todavía está pendiente la resolución de parte de FIFA del partido con Brasil suspendido en septiembre pasado a los 5 minutos cuando delegados de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) ingresaron al campo de juego del Arena Corinthians de San Pablo para impedir la participación de cuatro futbolistas argentinos denunciados de haber violado la normativa migratoria en pandemia.

En la AFA esperan que el fallo del Tribunal de Disciplina sea favorable, por lo que esos eventuales puntos podrían ser determinantes para el objetivo de la clasificación, si es que no consiguió antes en el campo de juego.

Entrenamiento sabatino

El plantel argentino cumplía este sábado su primer entrenamiento después de la victoria en Montevideo, donde el equipo extendió a 26 partidos la racha invicta construida desde la Copa América Brasil 2019.

Los jugadores que tuvieron acción desde el comienzo del partido con Uruguay realizaron ejercicios de recuperación y elongación junto a los preparadores físicos del plantel. El resto, incluido Lionel Messi, se movió en el campo de juego durante 45 minutos. Allí, bajo las órdenes del cuerpo técnico, hicieron labores técnicas con balón y un bloque de fútbol reducido.

Precisamente la mayor expectativa de cara al martes rodea al capitán argentino, que el último viernes ingresó a los 75 minutos en reemplazo de Giovani Lo Celso.

Scaloni tendrá que resolver en tres prácticas si le devuelve la titularidad al astro del Paris Saint-Germain en lugar del cordobés Paulo Dybala, o si lo mantiene en el banco para no arriesgar su físico.

Messi, de 34 años, llegó a esta convocatoria sin acción desde el 29 de octubre, cuando fue reemplazado en el entretiempo del partido con Lille. Desde entonces se perdió los compromisos ante Leipzig de Alemania y Girondins de Burdeos, y viajó a Madrid para tratarse por sus dolores en los isquiotibiales y la rodilla izquierda.

Una vez incorporado al plantel argentino, el 10 trabajó de forma progresiva y dio buenas señales de recuperación, pero Scaloni decidió preservarlo en el clásico rioplatense, acaso como un gesto de buena voluntad hacia la directiva del PSG, molesta por la partida del rosarino en las condiciones físicas actuales.

Un probable once inicial para recibir a Brasil sería con Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Guido Rodríguez, Giovani Lo Celso; Messi, Lautaro Martínez y Angel Di María.

La palabra de Scaloni

"Lo importante es que se lograron tres puntos para la clasificación porque hay veces que se necesita ganar, sobre todas las cosas, y hoy se lo hizo sin jugar bien", estimó el director técnico del seleccionado argentino en la conferencia de prensa virtual que ofreció desde Montevideo.

"Como lo hacen los equipos más maduros, necesitábamos dar un salto como equipo, por eso en esta ocasión nos adaptamos al juego que se dio y eso fue importante para demostrar el crecimiento", valoró Scaloni, quien resaltó que "Uruguay tiene jugadores que presionan y un campo que no estaba en buenas condiciones complicó el juego".

"Ellos necesitaban puntos y debían salir a buscar el triunfo, por eso no me sorprendió la presión de Uruguay, que tiene jugadores para hacerlo. Pero tendríamos que haber estado más finos de mitad de cancha hacia adelante", sostuvo el seleccionador.

"Estoy orgulloso de lo que estamos haciendo, con las ganas de estos chicos podemos resolver muchas situaciones cuando alguno no puede jugar, como en el caso de Messi", destacó en referencia al crack rosarino.

Precisamente, al cierre de la conferencia, Scaloni explicó por qué apareció en el banco de suplentes del astro del PSG: "Resolvimos juntos que, por la larga inactividad que traía por su lesión, entrara en los últimos 15 minutos para ir tomando la mejor forma con vista al partido con Brasil", concluyó.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry