El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acusó a su primer ministro de Justicia, el exjuez Sérgio Moro, de haber aceptado cambiar al jefe de la policía federal en 2019 a cambio de él lo nominara para un cargo ante la corte suprema, según el interrogatorio al que fue sometido el miércoles por la noche.

Bolsonaro está siendo investigado por el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte del país, luego de que el exjuez de la causa Lava Jato, Moro, presentara su renuncia alegando que el presidente quería manipular la Policía Federal (PF).

La PF intenta develar si el mandatario manipuló las designaciones en esa fuerza para influir en las investigaciones que se le siguen a él y a sus tres hijos parlamentarios.

El escándalo del cambio de jefe de la PFl provocó la salida de Moro en abril de 2020, aunque según Bolsonaro no había ningún tipo de segunda intención sino una mayor interlocución entre el gobierno y la fuerza de seguridad.

El caso está siendo investigado por el juez Alexandre de Moares, del Supremo Tribunal Federal, el mismo que investiga al mandatario por formar parte de una red de divulgación de noticias falsas en búsqueda de atentar contra las instituciones democráticas.

"Nunca quise acceder a informaciones sigilosas o interferir en la policía", dijo Bolsonaro, según la declaración que trascendió hoy.

Bolsonaro también acusó a Moro de intentar cambiar su posición a cambio de que sea designado como juez de la corte.

Moro asumió el cargo de ministro luego de que como juez condenara y encarcelara por corrupción al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, con lo cual benefició la candidatura presidencial de Bolsonaro en 2018.

Luego ese fallo fue anulado, en marzo de este año, por considerar que hubo manipulación en la instrucción de la causa.

En el interrogatorio, el mandatario también sostuvo que Moro no quiso profundizar la investigación sobre el atentado que sufrió en 2018.

Luego de pasar algunos meses en Estados Unidos, el exjuez de la causa Lava Jato se afiliará el día 10 de este mes al derechista Podemos, supuestamente para impulsarse desde esa fuerza como candidato presidencial en 2022.

Esa opción quedó abierta porque la Corte, tras considerarlo parcial y manipulador de causas, no le prohibió al exministro volver a ser funcionario público.

La investigación está en su primer paso de instrucción y debe ser presentada ante la fiscalía general.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry