Bradley Cooper recibió una nominación al Óscar como mejor Actor por su debut como director 'Ha nacido una estrella' (A Star Is Born, 2018) y ahora está dirigiendo la película biográfica de Leonard Bernstein 'Maestro', además de coescribir, producir y protagonizarla junto a Carey Mulligan, Maya Hawke, Jeremy Strong, Sarah Silverman, Scott Ellis y Matt Bomer. Ahora ha contado una anécdota de su experiencia en los Óscar.

Cooper, que ha sido nueve veces nominado al Premio de la Academia, reveló que todavía no lo toman en serio en Hollywood mientras hablaba con franqueza con Jason Bateman, Will Arnett y Sean Hayes en su podcast 'SmartLess', contando un incómodo encuentro con dos estrellas en una fiesta de los Oscar organizada por la agencia CAA hace cuatro años, durante los días de 'Ha nacido una estrella', donde Cooper estaba nominado para tres premios Oscar, incluido el de Mejor Película.

Cooper, quien en ese momento tenía siete nominaciones al Oscar en total, contaba:

"Los elogios son muy locos, es una locura. Pero en la fiesta, hablando con una famosa actriz y directora amiga mía, quien ha tenido tres nominaciones a los Premios de la Academia en su carrera, un director, dijo: '¿En qué mundo vivimos donde tú tienes siete nominaciones y ella solo tres?'. En ese momento pensé ‘Hermano, ¿por qué eres tan idiota?’ Nunca olvidaría eso. Vete a la mierda".

Esa no fue la primera vez que la estrella fue tratada como un impostor entre la élite de Hollywood.

Cooper dijo que en 2011, después de obtener su primera nominación por 'El lado bueno de las cosas' (Silver Linings Playbook) y competir contra Daniel Day-Lewis, Hugh Jackman, Joaquin Phoenix y Denzel Washington en la categoría de Mejor Actor de ese año, una "actriz femenina héroica" que no he conocido nunca personalmente, se acercó a él para darle un condescendiente sello de aprobación:

“Ella va y me dice: 'vi tu película. Te mereces la nominación'. Yo estaba como, ‘¿Qué? Lo siento, ¿qué?' 'La nominación'.

Luego, como 10 o 20 minutos después, no estoy bromeando, pasé junto a ella yendo al baño y ella repite articulando con la boca, 'La nominación'.

Recuerdo [pensar], ¿Qué diablos es esta ciudad?' ¿Te imaginas decirle eso a alguien? Tienes que estar jodido para hacer eso”.

Ahora, una década después, la carrera de Cooper está alcanzando un punto culminante. 'Maestro' ha tardado cuatro años y medio en desarrollarse, por lo que Cooper se siente “muy agradecido”.

Fuente: Espinof