Buque con tripulantes Argentinos varado por la pandemia fue atacado por ladrones

16

Buenas tardes, esto que estoy relatando no es una segunda parte de una película. Esto que les voy a contar nos pasó en vivo y en directo”, comenzó el mensaje escrito en Facebook por el navegante argentino Claudio Omar Benítez, integrante del buque nacional Tosna Star, durante el miércoles por la tarde.

El tripulante utilizó las redes sociales para describir con lujo de detalles cómo la nave en la que se trasladaban en el Mar Caribe, después de haber partido desde Puerto Príncipe, Haití, fue atacada por piratas y cómo él y sus compañeros salvaron sus vidas casi de milagro.

“Fuimos abordados por piratas de Haití en zona de fondeo siendo entre las 20 y 21 horas o sea durante la noche de este domingo pasado”, escribió el tripulante en la red social.

El tanque fondeado argentino Tosna Star trasladaba a 21 tripulantes. Había partido desde Buenos Aires el 20 de diciembre de 2019 y su regreso estaba estipulado para el mes de marzo.

Sin embargo las restricciones marítimas en los puertos nacionales, debido a la declaración de cuarentena y a la pandemia del coronavirus impidieron el retorno. Por lo cual, la embarcación debió resolver su situación con arribos a diferentes puertos de centroamérica.

Durante el domingo, el buque operado por la empresa Marítima Maruba, fue abordado por al menos 12 piratas en las costas de Haití y todos los tripulantes temieron por su vida.

“Nos abordaron, subieron por el escoben del ancla de popa del buque . Subieron agresivos, armados con machetes, tridentes y cuchillos”, escribió Benitez en Facebook.

“Tomaron por sorpresa al marinero de guardia, aprovechando la oscuridad del momento, le ponen un machete en el estómago y le piden nerviosos en su idioma que les entregue el teléfono y todo lo que tenía en su poder en ese momento. Lo mismo hacen con otros marineros a quienes amedrentaron más haitianos armados”, continuó.

En total, los piratas agredieron a tres tripulantes, Emiliano Jarolin, Jonathan Villalba y Roberto Alegre. A uno de ellos le pusieron una faca en el estómago y le apoyaron un tridente en la cabeza.

Según las víctimas del robo, los atacantes se encontraban muy nerviosos y dispuestos a tomar cualquier medida, en caso de no poder cumplir con su cometido.

“Comienzan a robar los cabos del barco . En ese momento un engrasador escucha ruidos y ve, para su sorpresa, que tienen a sus compañeros apuntándole con armas blancas. Corre dando la alarma y despertando a toda la tripulación que en un segundo salimos a cubierta a rescatar a nuestros compañeros”, escribió Benítez.

Según el tripulante, la gran mayoría de sus compañeros se encontraban en el puente de la embarcación una vez que el engrasador dio la señal de alarma. Precísamente, el único que faltaba era el propio capitán del buque, que se vio preso de un ataque de pánico y permaneció asustado dentro de su camarote.

Los piratas robaron objetos de la misma embarcación y también les robaron teléfonos celulares y pertenencias personales a la mayoría de los tripulantes argentinos. Así y todo, de manera afortunada no hubo que lamentar ningún herido.

“Ya los haitianos se habían lanzado al agua con los objetos robados, allí los esperaban botes. Ante esta situación el oficial toma la decisión de levantar el ancla y retirarnos de la zona de peligro”, describió Benítez. Ese mismo oficial tuvo que hacerse cargo del buque ante la inacción del capitán, que permanecía encerrado.

Así, el propio narrador de la historia pidió a las autoridades del Gobierno argentino que les permitan regresar a su país para evitar situaciones similares en el futuro: “Nos afectó la cuarenta del virus y no podemos regresar a nuestro país, a nuestro hogar. Hoy nos visitan piratas, qué más nos tiene que pasar para poder volver a nuestro hogar sanos, Dios mio”, reclamó.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry