El gobernador Jorge Capitanich se reunió, este miércoles, con representantes de la Comisión por Emergencia Agropecuaria y productores ganaderos y agropecuarios de la provincia, cuya actividad se vio afectada por las altas temperaturas y la falta de lluvias de las últimas semanas.

En la oportunidad avanzaron sobre el decreto de emergencia que se firmará en los próximos días, luego de evaluar la afectación de cada zona particular.

El mandatario adelantó que se redactará un documento minucioso que no perjudique a quienes puedan acceder a créditos. “El miércoles estaría el instrumento definitivo, diferenciando las condiciones de producción agrícola y producción ganadera”, indicó.

La emergencia, focalizada por tipo de práctica, contemplará sistemas de reparación, compensación y financiamiento.

“Estamos analizando una emergencia en el momento que se produce, no de 30 a 60 días después, entonces esto nos permitirá ver con mayor precisión, cómo se comporta el clima y los niveles de afectación”, señaló.

En producción agrícola se estima un daño 30 mil hectáreas en algunos cultivos, pero no se extiende a todo el núcleo productivo.

En tanto que la mayor afectación se encuentra sobre la superficie ganadera con un estimado de acuerdo al reporte de SENASA de aproximadamente 2.204.000 cabezas.

“Es importante remarcar que hemos tenido incendios con afectación de alambrado, pasturas, eso perjudica notoriamente a pequeños y medianos productores”, agregó.

La subsecretaria de Agricultura Flavia Francescutti, explicó que se le informó a la comisión, las perspectivas de la campaña en curso.

“Es una campaña muy difícil, el algodón y la soja, iniciaron con perspectivas positivas por eso la gran superficie sembrada; y luego se dio esta situación. Hacia adelante lo que vemos es que necesitamos un poco más de evaluación del sistema.

La ganadería es uno de los sectores más afectados por la sequía y las altas temperaturas. En lo agrícola hay diferencias, hay zonas muy afectadas y otros productores en mejor situación”, finalizó.

Por último, el representante de la Asociación Argentina de Productores Algodoneros Miguel Kolar explicó que hay lugares donde la sequía está “haciendo estragos” y zonas en las que producto de las precipitaciones de los últimos días, se encuentran con mejor perspectiva.

“El Este de la provincia está muy complicado, es una zona de producción netamente ganadera y es por esto, que es el sector más afectado”, subrayó.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry