Con la llegada esta semana de la vacuna china Sinopharm y las nuevas dosis de la rusa Sputnik V, que arriban este domingo al país, el Gobierno se aseguró la provisión de una cantidad importante de vacunas para completar el proceso de inoculación del personal de salud y de los adultos mayores, y comenzar con los docentes de cara al inicio del ciclo lectivo, al tiempo que avanzó en una serie de medidas para garantizar la transparencia en el proceso.

Más dosis

En la primer semana de Carla Vizzotti como ministra de Salud se recibieron el jueves 904 mil dosis de Sinopharm, provenientes de China, a las que se sumará este domingo la llegada de otras 96 mil dosis, para completar el millón de vacunas anunciadas por la cartera sanitaria.

La llegada de las vacunas Sinopharm permitirá empezar a inmunizar al personal docente en todo el país, según anunció el Gobierno esta semana.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, explicó -a través de su cuenta de Twitter- que el Gobierno busca “garantizar el mayor grado de presencialidad posible (en las escuelas), de forma segura y cuidada, y para lograrlo la vacunación es un paso muy importante”.

Esta semana, Vizzotti había anunciado que con las dosis que llegaron se iniciaría la vacunación para los docentes, dividido en cinco grupos prioritarios.

También para este domingo, por la tarde, se espera la llegada de los dos aviones de Aerolíneas Argentinas que volaron a Moscú para cargar una importante cantidad de dosis de la Sputnik V.

Esta nueva entrega se produce luego de que el Fondo Ruso de Inversión Directa (RIDF) se comprometiera a regularizar la provisión, tras las reuniones que la asesora presidencial Cecilia Nicolini mantuvo esta semana en Rusia para la normalización de las entregas.

En tanto, el viernes el laboratorio Richmond de la Argentina firmó un memorándum de entendimiento con el RIDF para producir la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en el país, desarrollo en el que participará el laboratorio indio Hetero, encargado de transferir la tecnología.

El Gobierno se aseguró la provisión de una cantidad importante de vacunas para completar el proceso de inoculación del personal de salud y de los adultos mayores.

Medidas para garatizar la transparencia

Al mismo tiempo de la llegada de nuevas dosis, Vizzotti impulsó una serie de medidas para garantizar la transparencia en el proceso de la inoculación y dejar rápidamente atrás las anomalías detectadas en las vacunaciones por afuera del protocolo, que derivaron en el alejamiento de Ginés González García.

De hecho, la ministra -quien fue diagnosticada con coronavirus y permanece aislada en su domicilio- anunció este sábado el comienzo de la distribución de la vacuna Sinopharm en todo el país que, en una primera etapa, se enviará a todas las jurisdicciones un total de 492.400 dosis asignadas en base a la población de cada distrito.

También dispuso que las cantidades de vacunas entregadas a cada provincia, que a partir del domingo empezarán a salir y llegarán entre el lunes y martes, “sean información pública y bajo pautas de total transparencia”.