Delegados de Gobiernos de todo el mundo negociaban este jueves contra el reloj compromisos de lucha contra el cambio climático en la conferencia de la ONU sobre clima COP26 en Reino Unido, que en vísperas de su cierre seguía sin alcanzar acuerdos sobre financiación y mercado de carbono, junto a las nuevas metas medioambientales que deben imponerse a medio plazo.

"Quiero ser claro, no hemos llegado aún a la meta", declaró el presidente de las negociaciones, el británico Alok Sharma, quien dijo estar "preocupado por la cantidad de temas pendientes en la sección de finanzas, a un día de concluir" oficialmente la cita.

La conferencia sobre el cambio climático de Glasgow debe concluir este viernes con un documento que incluya un compromiso más fuerte de los países con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, con la transición energética, y cómo se financiará todo eso.

Así lo expresó la Presidencia británica de la COP26 en un borrador de las conclusiones publicado este miércoles en el que instó a los países a incrementar sus compromisos de cara a la próxima Conferencia de las Partes, en lugar de esperar al 2025, como estaba previsto en el Acuerdo de París.

El borrador, que se publicó de manera sorpresiva dando impulso a más negociaciones, llamó a los países a reducir las emisiones en un 45% para 2030 con respecto a los valores de 2010; alcanzar la neutralidad de carbono en 2050 emitiendo solo lo que el planeta puede absorber y acelerar la eliminación progresiva del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles.

Ese mismo día, Estados Unidos y China alcanzaron un acuerdo de cooperación para compartir tecnología climática, en el marco de pacto más amplio por el que Beijing se comprometió a presentar el próximo año un plan de reducción de emisiones de metano.
No se sumó al pacto alcanzado la semana pasada por un centenar de naciones para reducir las emisiones de ese gas contaminante, pero dio un primer paso.

Más tarde, 24 países y seis automotrices acordaron hacer el cambio a automóviles libres de emisiones para 2035, anunció el Gobierno británico.

Hasta ahora, se sellaron acuerdos para cesar la deforestación para 2030, disminuir un 30% las emisiones de metano y dejar de explotar y financiar proyectos con carbón en el exterior.

Este jueves se dio un pequeño paso hacia adelante con el anuncio de 12 países, liderados por Costa Rica y Dinamarca, de que buscarán acabar con la producción de gas y petróleo, una nueva iniciativa durante las negociaciones atascadas.

La Beyond Oil and Gas Alliance (BOGA) arranca con doce miembros, entre ellos Francia, Suecia y Portugal, y territorios subnacionales como California, que se comprometen a cesar de explorar y producir gas y petróleo, responsables de la mayor parte de las emisiones de carbono que están elevando la temperatura del planeta.

El anuncio llegó casi en paralelo a la queja del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, acerca de que las promesas de reducir las emisiones de gases “están vacías" si no se acaba con los combustibles fósiles.

"Las promesas suenan vacías cuando la industria de las energías fósiles continúa recibiendo miles de millones en subvenciones, o cuando los países continúan construyendo centrales de carbón", advirtió Guterres, según la agencia AFP, en un acto celebrado durante la COP26, en el que, además, reclamó “acelerar el ritmo y mostrar la ambición necesaria".

Hasta ahora, en el encuentro mundial se sellaron acuerdos para cesar la deforestación para 2030, disminuir un 30% las emisiones de metano y dejar de explotar y financiar proyectos con carbón en el exterior.

Este jueves, Sharma dijo que los borradores publicados son un "paso significativo" más hacia el objetivo, aunque dijo que no se hacía ilusiones con que los textos satisfagan por completo a todos los países en esta etapa.

Uno de los temas más sensibles es el de los combustibles fósiles, dada la cantidad de países que dependen de su uso para el crecimiento económico, incluidos China e India, y para los exportadores de carbón como Australia. También para Arabia Saudita, principal exportador de petróleo del mundo.

En los dos últimos días de negociaciones, los delegados discuten el artículo 6 del Acuerdo de París sobre un mercado de carbono que permitiría que países y empresas puedan intercambiar bonos para compensar las emisiones.

Hasta ahora, las conversaciones no se han acercado a lograr ninguna de las prioridades anunciadas por la ONU para la conferencia anual que consistía en reducir las emisiones de carbono aproximadamente a la mitad para 2030 y lograr que los países ricos cumplan con el financiamiento prometido de $ 100 mil millones al año y que una parte se emplea para mitigación.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry