La defensa del cantante pidió la prisión domiciliaria para el acusado por «un pozo depresivo», pero los familiares descreen de la versión.

La defensa del cantante Rubén Castiñeiras, más conocido como «El Pepo», pidió la prisión domiciliaria para el acusado por «un pozo depresivo», tras una pericia, pero la querella desacreditó ese informe y habla de intentos de «privilegios» hacia el vocalista.

En la presentación que hizo Miguel Ángel Pierri, abogado de «El Pepo» sostuvo: «Existe la imperiosa necesidad de que mi ahijado procesal sea cuidado por su esposa conforme lo indicado por el doctor Enrique De Rosa en su informe médico».

«Eso posibilitará un mayor funcionamiento de la psiquis y recuperación del estado de ánimo del imputado a fin de revertir el pozo depresivo que atraviesa desde el día del hecho», agregó el informe.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry