Alberto «Japo» Verón se encuentra con prisión preventiva desde octubre del año pasado cuando fue atrapado luego de permanecer cuatro años prófugo tras violar a su vecino, un niño de 7 años.

Ahora, cinco años después de aquel aberrante hecho se enfrentará por primera vez a la Justicia en la audiencia que se realizará a puertas cerradas el viernes 27 de septiembre.

Paulo Pereyra, abogado de la familia de la víctima, dialogó con Diario TAG y dijo  “buscamos que el juicio se acelere, el niño está muy delicado y merece por parte de la justicia chaqueña un juzgamiento y condena ejemplar contra la persona que lo atacó”.

Sobre el juicio a puertas cerradas explicó que “al tratarse de un menor de edad, se intenta preservarlo y no revictimizarlo a través del proceso judicial”.

La condena que podría solicitar la querella es de hasta 40 años de prisión «por la gravedad del hecho. En este sentido, están citados los médicos expertos del Garrahan, para cuantificar el daño y en virtud de ello vamos a plantear el máximo de la pena», aseguró Pereyra.

EL NIÑO Y SU FAMILIA HOY

La víctima se encuentra internada en el Garrahan, afrónto varias operaciones y su estado continua delicado.  El abogado dijo que “una fundación ayuda económicamente a la familia para solventar sus gastos, además el Gobierno provincial le brindó un trabajo al padre”.

EL CASO

En febrero de 2014, Santiago jugaba en la casa de un amigo en el barrio Jesús de Nazareth, en Resistencia, cuando el papá de su compañerito, Omar Alberto «Japo» Verón, encendió una máquina de cortar pasto para ahogar los llantos y gritos del nene y lo violó. Cuando terminó el horror al que lo sometió, amenazó con matarlo si contaba lo ocurrido.

El pequeño calló, pero a los pocos días comenzó con dolores intensos. Su madre lo llevó a varias consultas médicas hasta que llegó al Servicio de Emergencias, donde el médico lo revisó y notó que presentaba un cuadro grave, con un absceso abdominal y pañales impregnados en pus.

Una vez en el quirófano, el médico descubrió el horror: el niño tenía una destrucción de ano e intestinos, por lo que realizó una denuncia en la Comisaría Primera de Resistencia, mientras que en 2016 ratificó sus dichos en la fiscalía.

Mientras Santiago era trasladado a Buenos Aires al Hospital Garrahan para ser tratado por sus gravísimas lesiones, Omar Alberto «Japo» Verón desapareció del barrio.

El nene desde 2014 hasta la fecha fue sometido a numerosas intervenciones quirúrgicas, tiene una colostomía, no puede alimentarse por sus propios medios, tiene una ventana abierta en su panza y vive conectado a dos máquinas.

Además, declaró en Cámara Gesell en el Hospital ya que no puede ser trasladado a Resistencia y vive allí desde hace más de 4 años.

Omar Alberto “Japo” Verón fue detenido el 4 de octubre de 2018 en Resistencia, cuando se dirigía a la sede fiscal a entregarse por el delito que cometió.

Días después, se negó a declarar y permaneció alrededor de 20 días alojado en Investigaciones Complejas de la Policía del Chaco hasta que la fiscal Nº9 Daniela Meiriño ordenó que lo trasladen al Complejo Penitenciario de Sáenz Peña, tras dictar la prisión preventiva, donde permanece.

FUENTE: DIARIOTAG

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry