El Ministerio de Producción, Industria y Empleo ofrece financiamiento accesible y con una serie de facilidades a pequeños productores ganaderos y agricultores de la provincia al igual que a industriales que promuevan la agregación de valor.

La cartera cuenta con la Ley 437-I, de Créditos Productivos, que dispone de tres líneas directas estratégicas: préstamos de hasta $75.000, $150.000 y $200.000, todos con tasas y plazos sumamente competitivos y con condiciones superadoras a las de entidades bancarias.

“Este programa de financiamiento propio del Ministerio apunta a fortalecer una de las grandes premisas de nuestra gestión en la provincia: consumir lo que producimos y producir lo que consumimos”, explicó este domingo el subsecretario de Coordinación Presupuestaria y Financiera, Luciano Moser.

Los créditos están destinados a actividades productivas primarias e industriales en general, enfocados principalmente en pequeños ganaderos y agricultores y aquellos emprendimientos que generen transformación de la materia prima con agregación de valor en origen.

“Las condiciones y facilidades que posee este financiamiento son ultra competitivas, es decir, mejores que las que ofrece cualquier banco por lo que se convierte en una gran opción para el acceso al crédito productivo”, señaló Moser.

Los fondos podrán ser utilizados por los beneficiarios para la adquisición de tierras; parcelamiento o para cualquier otro tipo de producción primaria; compra de simientes, especies vegetales y animales; adquisición de insumos productivos (fertilizantes o productos de uso veterinario).

También en la adquisición de instalaciones, equipos, maquinarias, herramientas y accesorios necesarios para el desarrollo del proceso productivo; solventar gastos por siniestros originados por fenómenos naturales adversos, o situaciones graves y puntuales de emergencias; o Cualquier otro elemento o toda actividad que ayude a emprendimientos productivos.

“Con el objetivo de avanzar con el desarrollo de los alimentos chaqueños, otra de las metas de gestión, es que para esta línea de crédito priorizamos proyectos que tengan que ver con la frutihorticultura, la ganadería, la producción de huevos y la agroindustria”, destacó Moser.

“En paralelo, también apuntamos estratégicamente a aquellos emprendimientos que generan valor agregado en origen con la intención de seguir fortaleciendo las 20 cadenas prioritarias fijadas en el Plan 20/30”, agregó.

Las opciones de financiamiento

La Ley de Créditos Productivos del Ministerio de Producción cuenta con tres líneas de financiamiento: una de hasta $75 mil, con una tasa de interés del 5% anual a sola firma; otra con tope de $150 mil, con tasa del 6%, con garantía solidaria o prendaria; y la tercera de hasta $200 mil, con tasa del 10% y también con garantía solidaria o prendaria.

En todos los casos, la cartera industrial-productiva ofrece un período de gracia de 12 meses en los que únicamente se abonan intereses, pero no capital y un plazo de devolución de 48 meses (que incluye ese primer año de gracia).

Entre los requisitos vigentes, las personas físicas que pretendan acceder al financiamiento deberán aportar fotocopia del DNI, certificado de domicilio, constancia de inscripción en Afip y ATP, identificación del predio donde se desarrollará el proyecto, un presupuesto o factura, cuenta corriente o caja de ahorro en el Nuevo Banco del Chaco, entre otros,

En tanto que para las personas jurídicas (grupos de productores, sociedades o cooperativas) las formalidades son las siguientes: estatuto social, última acta de asamblea, acta de distribución de cargos, acta para la toma de crédito y la suscripción de los documentos de garantías y constancia de número de matrícula actualizada.

Para más información, interesados podrán contactarse al teléfono 362-4456452, de lunes a viernes de 8 a 13; y al correo electrónico  [email protected]

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry