El tenis argentino sumó una mancha más este martes con una noticia que sacudió a todos. La Agencia Internacional de Integridad del Tenis (ITIA) anunció la suspensión de por vida de Franco Feitt, nacido en Río Gallegos hace 28 años y ex 920° del ranking ATP, en relación a la pandemia que no para de ensuciar al deporte de la raqueta: “Feitt fue expulsado de este deporte tras admitir múltiples casos de amaño de partidos entre 2014 y 2018”, refleja el comunicado oficial de la ex TIU (Unidad de Integridad del Tenis), el órgano creado en 2007 y regido por los siete poderes del tenis internacional: la Federación Internacional de Tenis (ITF), la ATP, la WTA y las cuatro federaciones de los torneos de Grand Slam.

La de Feitt, quien llevaba años investigado, se trata de la mayor sanción para un tenista argentino por violar el Programa Anticorrupción de la ITIA: en 2018 fueron suspendidos Nicolás Kicker (tres años; reducida a dos años y ocho meses), Patricio Heras (tres años) y Federico Coria (dos meses por no denunciar un intento de soborno). En esta etapa de su vida, con poca participación en el circuito, el santacruceño trabaja como entrenador en la academia “Ad in Tennis Academy”, en Barcelona, dirigida por los ex tenistas españoles Albert Portas (19° en 2001) y Gerrmán Puentes (90° en 2000). Allí mismo se entrena Marco Trungelliti, el argentino que denunció a las mafias de las apuestas. Asombra la cantidad de partidos con resultados “extraños” que tuvieron lugar en el lapso en el que se basó la investigación sobre Feitt; su caso ya era secreto a voces en el microclima del tenis, como el de tantos otros.

El comunicado de la ITIA fue reproducido por la Asociación Argentina de Tenis (AAT), en un acto inédito respecto de los anteriores suspendidos. La sanción llegó mientras Feitt se encuentra en Monastir, en un W15 -ex Women’s Circuit de 15 mil dólares en premios-, como coach acompañante de dos jugadoras de la academia: la junior griega Zoi Spyrou, de 17 años, y la serbia Mihaela Djakovic, de 19. Pero lleva un tiempo de gira en Túnez: a mediados del mes pasado ofició de entrenador del español Bruno Pujol, de 19 años, en un M15 en la misma ciudad, en simultáneo con su propia participación en dobles con Franco Agamenone, castigado con diez meses de suspensión en diciembre de 2019 por haber dado positivo de hidroclorotiazida y metabolito en un control antidoping.

El jugador de Río Gallegos, quien llegara a ser 437° en dobles, admitió haber cometido múltiples infracciones en varias cláusulas del Programa Anticorrupción. Perteneciente a la camada 1992 de la Argentina, la misma de Diego Schwartzman y otros, se entrenó años atrás en la Academia Brzezicki Tenis, dirigida por el ex 94° del mundo Juan Pablo Brzezicki, coach de Kicker en mayo de 2018, cuando el tenista de Merlo conoció la suspensión de la que volvió en febrero de este año, también con el Polaco como entrenador.

La ITIA recibió un total de 23 alertas de partidos sospechosos entre enero y marzo de 2021, con indicadores de apuestas inusuales que arrojan cierta probabilidad de que haya ocurrido algo inapropiado. Cada alerta se registra para un seguimiento. “Es importante tener en cuenta que una alerta por sí sola no es evidencia de arreglo de partidos”, anticipa el organismo. Con la confirmación de Feitt, ya son ocho los suspendidos entre hombres y mujeres en lo que va del año. Y parece que no serán los únicos.

Fuente: Página12

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry