El exbasquetbolista Emanuel Ginóbili se refirió este lunes a la actualidad de Facundo Campazzo en los Denver Nuggets de la NBA y sostuvo que el cordobés se ganó su lugar de forma “excelente”, al tiempo que habló de su presente luego de retirarse de la actividad en agosto de 2018.

“Todos tenemos que ir y ganarnos la confianza y el lugar. Facu está haciendo eso y lo está haciendo excelente”, manifestó Ginóbili en declaraciones radiales, a la vez que analizó el sistema de juego de los Nuggets, donde todo pasa por el pivot serbio Nikola Jokic. “Hoy el basquet es mucho más dinámico, ahora con tantos pases y gente corriendo para todos lados es mucho más rápido. Nosotros estamos acostumbrados a ver que el base es el que lleva la pelota pero ese es un básquet que no va más”, explicó.

En cuanto a su retiro en 2018, el bahiense señaló: “Mi decisión no fue apresurada. Lo venía barajando los últimos cuatro, cinco años. Esta libertad de hacer lo que quiero, hacer sin que nadie me meta nada en la agenda, toda esa presión se disolvió y ahora estoy en tranquilidad”.

“El golpe anímico y mental que sufrí en el 2013 (derrota ante Miami Heat) fue muy duro de digerir. Estábamos jugando la final de la NBA después de los seis años del anterior y yo estaba en ese proceso de cambio físico y mental de decir ‘ya no soy más el que era'”, explicó Manu al programa Todo Pasa, de Radio Urbana.

Y añadió: “Decir ‘envejecí, no soy más rápido y me lesiono seguido’. Ese proceso me agarró en el medio y sentí que había desilusionado a todo el mundo: a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros. Sentí que yo había perdido la final. Me empecé a aceptar como lo que era: un tipo más que no le iba a ganar al tiempo. Los últimos tres años fueron lo mejor de mi carrera”, remarcó Ginóbili, quien al año siguiente fue nuevamente clave para otra consagración de los Spurs.

Por último, aseguró que no ve videos de sus épocas de jugador: “No reviso nada, de vez en cuando es inevitable porque alguien te lo pasa pero ir a revisar, no. De hecho, San Antonio después de la noche del retiro de la camiseta me armó un iPad con un montón de clips y miré dos o tres minutos y dejé. Me empalaga un poco, me da pudor”.

Fuente: Página12