El ministro de Economía, Martin Guzmán, aseveró que el Gobierno nacional “va a utilizar todas sus herramientas para impedir” que la Ciudad de Buenos Aires o cualquiera de las provincias intente gravar con el impuesto a los Ingresos Brutos algún instrumento de política monetaria.

Así lo aseguro el jefe del Palacio de Hacienda al participar de la firma del Consenso Fiscal 2020, en un acto que encabezó el presidente Alberto Fernández junto a gobernadores, en la Casa de Gobierno.

La advertencia del titular del Palacio de Hacienda se dio casi en simultáneo que el interbloque de Juntos por el Cambio en la Legislatura porteña emitió despacho del paquete de leyes económicas, que incluye el Presupuesto 2021 y las modificaciones impositivas, para tratarlo el jueves próximo.

“No hay que seguir con malos ejemplos. Gravar con Ingresos Brutos un instrumento de política monetaria le genera un problema a todo el resto del país, a todas las provincias y a la ciudad de Buenos Aires”, aseguró el ministro al explicar que eso “implica encarecer el costo del crédito y todas las empresas se perjudican en la posibilidad de generar trabajo e invertir”.

Para Guzmán, apelar a ese recurso de financiación “no es una forma sensata de actuar, no es una forma responsable desde el punto de vista del federalismo y el Gobierno nacional va a utilizar todas sus herramientas para impedir que esto ocurra”, advirtió al pedir ir “en una dirección más armoniosa y federal”.

Las palabras del ministro hicieron implícita referencia a la intención del Gobierno porteño que encabeza Horacio Rodríguez Larreta de gravar con Ingresos Brutos los intereses que cobran los bancos por las Letras de Liquidez (Leliq) y los Pases Pasivos que emite el Banco Central (BCRA).

La Ciudad pretende recaudar $12.000 millones -aunque algunas estimaciones privadas elevan ese monto hasta los $40.000 millones- por la imposición del 7% de IIBB sobre Leliq y Pases, además de otros $ 7.700 millones por aplicar a las tarjetas de crédito el Impuesto a los Sellos, como parte de un “ajuste transitorio” tras la reciente quita del 1,18% de coparticipación.

Rodríguez Larreta fue el único de los mandatarios que no participó ni envió representante a la firma del Consenso Fiscal 2020 entre la Nación y las provincias, aunque fuentes del Gobierno porteño aseguraron que mantendrán el esquema tarifario previsto en lo firmado este viernes.

La decisión de gravar ambos títulos ya había sido duramente criticada hace una semana por el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, quien envió una carta a Rodríguez Larreta, asegurando que el impuesto distorsionaría “la estabilidad monetaria, financiera y cambiaria” ya que se trata de instrumentos que son la contrapartida de los depósitos a plazo fijo de ahorristas y empresas.

Para el Gobierno nacional y para el Banco Central, las Leliqs están destinadas a “lograr la estabilidad monetaria, financiera y cambiaria”, y resaltan que la Corte Suprema de Justicia “tiene jurisprudencia sobre la imposibilidad de los distritos de avanzar sobre las regulaciones del BCRA.

En la Legislatura de la Ciudad, los diputados que integran la Comisión de Presupuesto firmaron esta tarde los expedientes que contemplan, además del Presupuesto, las propuestas de leyes fiscal y tarifaria que regirán el año próximo y el pedido para la toma de una deuda por 15.000 millones de pesos.

De esta manera, se generarán en 2021 dos modificaciones impositivas: la eliminación de las exenciones a las operaciones con Leliqs y de pases del banco Central, y un nuevo impuesto a los sellos para las compras con tarjetas de crédito.

Sobre el Consenso Fiscal suscripto hoy, Guzmán resaltó que “ataca la cuestión de los endeudamientos irresponsables, de los problemas de la sostenibilidad de las deudas que tanto daño le han hecho a la Argentina y que de una vez para siempre hay que desterrar”.

“El Estado nacional y los Gobiernos provinciales deben trabajar de forma coordinada”, expresó el funcionario y puso como ejemplo que la administración central “impulsó una reestructuracion profunda de los compromisos de deuda extranjera que se habían tomado bajo una expectativa que luego no se verificó”.

El ministro señaló que “hay provincias que se han endeudado en moneda extranjera y esto no es bueno para el federalismo, y es algo que hay que ir cambiando” al valorar que “el compromiso de las provincia de no aumentar la exposición en moneda extranjera y luego ir reduciéndola”.

“Hay una única caja de dólares que todos compartimos y no debemos desviarnos de ese proceso. En esa dirección la provincia de Buenos Aires ha mantenido una línea que es importante que las demás provincias sigan”, expresó Guzmán al explicar que el Consenso Fiscal apuesta a mantener ese principio.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry