Colón de Santa Fe hizo historia y se consagró campeón de la Copa de la Liga Profesional. El equipo dirigido por Eduardo Domínguez ratificó su buena campaña en una final soñada y se impuso por 3-0 ante Racing en el estadio San Juan del Bicentenario. Así, el Sabalero se alzó con el primer título de su historia en la máxima categoría del fútbol argentino.

El primer tiempo estuvo lejos de estar a la altura de una final. Ninguno de los dos equipos logró encontrar su mejor versión y las situaciones de peligro prácticamente brillaron por su ausencia. Aunque el Sabalero empezó algo mejor, no tuvo las herramientas para generar sorpresa y ser profundo. De la vereda de enfrente, la Academia se tomó algunos minutos para acomodarse en el campo de juego, aunque nunca logró adueñarse de las acciones.

Lo más interesante se vio en los extremos de la etapa. Al minuto, Cristian Ferreira intentó para el conjunto santafesino con un remate de media distancia que se fue por arriba del travesaño. Sobre los 44′, en tanto, Tomás Chancalay encabezó la contra de los de Avellaneda y cedió para Nacho Piatti, que se demoró para definir y permitió el retroceso de la defensa rival para cortar el avance.

El segundo tiempo iba a traer ánimos renovados. La Academia parecía mostrar una mejor cara, pero el golpe lo dio Colón. A los 14′ minutos, Rodrigo Aliendro condujo el ataque y luego de jugar con Ferreira corrió hacia el área. Allí apareció para anticipar y empujar a la red el muy buen centro que Facundo Mura mandó desde la derecha. Fue el 1-0 para los de Eduardo Domínguez en un partido que empezaba a abrirse.

Rodrigo Aliendro marcó el primer gol del partido para Colón (Télam)
Casi de inmediato, Colón recibió una mala noticia: su capitán, Luis Miguel el Pulga Rodríguez, sintió una molestia muscular y debió abandonar la cancha. Perder a su figura podría haber complicado al elenco santafesino en lo futbolístico y en lo emocional, sin embargo lo mejor estaba por venir. Iban 24 minutos cuando el Sabalero coronó una gran jugada colectiva con una sutil definición de parte de Christian Bernardi para decretar el 2-0.

En esas instancias ya no había equivalencias dentro de la cancha. Colón era claro dominador de las acciones ante un Racing que nunca pudo reaccionar ante la adversidad. A cinco minutos del final llegó el golpe de nocaut del mejor equipo del torneo: Mura dejó en el camino a su marcador con un caño y mandó un nuevo centro desde la derecha que la defensa de Racing rechazó corto. Por el área apareció Alexis Castro para capturar esa pelota, amagar y definir por lo bajo para sellar la goleada consagratoria.

Los de Santa Fe ratificaron así una gran campaña que se inició con una primera fase en la que terminaron como el mejor equipo de la Zona 1, al liderar su grupo con 25 unidades, producto de un furioso arranque en el que cosecharon cinco victorias consecutivas. En cuartos de final eliminaron a Talleres de Córdoba por penales, mientras que en semifinales no tuvieron inconvenientes para dejar en el camino a Independiente por 2 a 0 gracias a los tantos del Pulga Rodríguez y Santiago Pierotti.

Fuente: Telam