Para contar la historia de una crisis global que amenaza con hacer estallar una nueva guerra mundial, el escritor galés Ken Follett, el best seller europeo que lleva más de 170 millones de ejemplares vendidos, regresa al thriller con su nueva novela "Nunca", que rescata el liderazgo del personaje de Pauline Greene, la presidenta norteamericana: "Las líderes mujeres suelen ser geniales porque combinan muchas virtudes que los hombres escondemos", dice en entrevista con Télam.

Desde su casa en Hertfordshire y ataviado en un traje azul impecable -le gusta vestir de azul marino para las entrevistas, de gris para las tardes y de negro para las cenas-, Follett (Cardiff, Reino Unido, 1949) cuenta por qué decidió abordar una historia contemporánea bajo el liderazgo de una presidenta mujer, cómo la sensación de peligro que reina en el mundo lo ha inspirado a escribir y por qué, a pesar de ser un confeso militante del laborismo, todavía prefiere separar la política de la literatura.

"Cuando me documentaba para `La caída de los gigantes' -la novela que el autor publicó en 2010- me impactó darme cuenta de que la Primera Guerra Mundial fue una guerra que nadie quería. Ningún líder europeo de ninguno de los dos bandos tenía intención de que sucediera", recuerda el autor. Pero todos ellos tomaron decisiones -decisiones lógicas y moderadas- que derivaron en semejante conflicto. "Llegué a creer que todo fue un trágico accidente y el pensamiento que se me ocurrió fue: ¿Podría volver a pasar?", recuerda sobre la hipótesis que lo llevó, una década después, a escribir "Nunca".

Follett es uno de los tanques de la industria editorial. Vendió más de 178 millones de ejemplares de sus 36 libros en 80 países y fue traducido a 33 idiomas. Tuvo que escribir exactamente diez libros antes de publicar su primer best seller, "El ojo de la aguja"(1978), una historia de espionaje ambientada en la Segunda Guerra Mundial. "Los pilares de la Tierra", su obra más famosa, vendió 27 millones de ejemplares.

El autor, quien ha figurado en varias oportunidades en el listado Forbes con ganancias de más de 14 millones de dólares anuales, pasó la pandemia confinado en su casa de campo en el pueblo de Knebworth en el condado de Hertfordshire, donde tiene algunos vecinos notables como la cantante Geri Halliwell o el DT argentino Mauricio Pochettino.

Lejos de avergonzarse, defiende su condición de escritor popular. Hace diez años, coincidió en una conferencia con su amigo, el escritor Hanif Kureishi -autor de novelas entrañables como "El buda de los suburbios", "Intimidad" o "Algo que contarte" - y conversaron sobre lo que les gusta a los lectores. Ante el público, Kureishi sostuvo que nunca pensaba en los lectores mientras escribía, mientras Follett asumió que solo pensaba en ellos: "Por eso tú eres un gran escritor y yo soy un escritor rico", respondió el autor de "Un mundo sin fin" y "El invierno del mundo".

Se casó con Barbara en 1985, una integrante del Parlamento entre 1997 y 2010 que ostenta el rol de primera lectora del autor: "Ella es parte del grupo de pocas personas que leen mis originales. No me interesa que tenga una opinión condescendiente, sino que realmente me ayude a mejorar el libro. Barbara suele hacer observaciones afiladas del tipo ´una mujer jamás diría eso´. Y en `Nunca´ ese tipo de acotaciones de mi mujer me ayudaron mucho".

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry