La alimentación eléctrica de la central nuclear ucraniana de Chernóbil y de sus equipos de seguridad está "totalmente" cortada debido a las acciones militares rusas, informó el operador ucraniano de la planta.

La central, origen de la peor catástrofe nuclear civil, en 1986, "ha quedado totalmente desconectada de la red eléctrica debido a las acciones militares de los ocupantes rusos. El lugar ya no tiene suministro eléctrico", dijo Ukrenergo, el operador, en Facebook.

"No hay posibilidad de restablecer las líneas" ya que la ofensiva sigue en curso, precisó el operador.

La planta, situada en una zona de exclusión el norte de Ucrania, cerca de la frontera con Bielorrusia, incluye reactores fuera de servicio e instalaciones de residuos radioactivos.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), con sede en Viena y presidido por el argentino Rafael Grossi, no hizo comentarios inmediatos tras la denuncia ucraniana sobre la central de Chernóbil, ubicada unos 140 kilómetros al norte de Kiev, la capital.

Unas horas antes, había "indicado que la transmisión remota de datos de los sistemas de monitoreo de salvaguarda" instalados en Chernóbil se había detenido, informó la agencia de noticias AFP.

El OIEA utiliza el término "salvaguarda" para referirse a las medidas técnicas que aplica al material y actividades nucleares para impedir el desarrollo de armas nucleares.

Más de 200 técnicos y guardias están bloqueados en el lugar y llevan trabajando 13 días seguido bajo vigilancia rusa.

El OIEA pidió a Rusia permitir la rotación del personal porque el descanso y los horarios regulares de trabajo son cruciales para la seguridad del sitio.

Rusia ha tomado control de otra planta nuclear en Ucrania en el marco de su invasión, la de la ciudad de Zaporiyia, que es la más grande de Europa.

La semana pasada, la central sufrió un incendio de varias horas en medio de combates entre fuerzas de Rusia y Ucrania que tuvo en vilo a Europa hasta que fue extinguido y las autoridades anunciaron que no había habido fugas radiactivas.

El martes, el gobierno de Ucrania afirmó que las tropas rusas que ocuparon la central de Zaporiyia, en el sudeste del país, estaban torturando a los trabajadores.

Este miércoles en Moscú, la vocera de la Cancillería dijo que Rusia estaba tomando todas las medidas necesarias para asegurar la seguridad de las centrales nucleares en Ucrania.

"Teniendo una industria nuclear desarrollada, Rusia es plenamente consciente de los potenciales riesgos de las infraestructuras y está haciendo el máximo para garantizar la seguridad de las plantas nucleares de Ucrania", afirmó Maria Zajarova.

Zajarova reiteró que las tropas rusas tomaron el control de algunas centrales ucranianas, como Chernóbil o Zaporiya, "exclusivamente para evitar que los nacionalistas ucranianos y otras formaciones terroristas, así como mercenarios extranjeros, pueden aprovecharse de la situación creada en el país para organizar provocaciones nucleares".

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry