La ciudad china de Xian permanecía confinada por quinto día el lunes, donde las autoridades informaron el domingo de 150 nuevos casos sintomáticos de coronavirus locales, un ligero descenso respecto al día anterior.

El número de casos en Xian, donde viven 13 millones de personas, sigue siendo minúsculo en comparación con muchos otros lugares en el extranjero, pero las autoridades chinas han impuesto duras restricciones a los viajes dentro y fuera de la ciudad en el marco de la campaña de Beijing para contener los brotes de inmediato.

Las autoridades chinas no han informado de ninguna infección causada por la variante Ómicron del coronavirus en Xian, donde se han confirmado 635 casos de coronavirus durante el periodo comprendido entre el 9 y el 26 de diciembre. Los 150 casos sintomáticos locales del domingo se comparan con los 155 del día anterior, y representan la mayor parte de las 162 nuevas infecciones locales en China.

El país informó el domingo de un total de 158 casos sintomáticos de transmisión doméstica.

En su conjunto, China ha detectado unas pocas infecciones por ómicron entre viajeros internacionales y en el sur del país.

El nuevo número de casos del domingo marca el mayor recuento a nivel nacional de infecciones sintomáticas locales desde que el boletín diario proporcionado por la Comisión Nacional de Salud china comenzó a clasificar a los portadores asintomáticos por separado desde finales de marzo de 2020.

En Xian, los residentes no pueden salir de la ciudad sin la aprobación de sus empleadores o de las autoridades locales.

Desde el 23 de diciembre, los hogares sólo pueden enviar a una persona a comprar artículos de primera necesidad cada dos días. Los demás miembros de la familia no pueden salir de casa a menos que tengan trabajos esenciales o asuntos urgentes que atender, aprobados por los empleadores o las comunidades.

A partir del lunes, no se permite la circulación de vehículos a menos que estén ayudando en las labores de control de la enfermedad, según el último anuncio de las autoridades.

Tanto la policía como los funcionarios de sanidad “inspeccionarán estrictamente” los coches. Los infractores se enfrentan a 10 días de arresto y una multa de 500 yuanes (78 dólares).

Para frenar la propagación, las autoridades afirman haber hecho pruebas sucesivas a toda la población.

China impone desde el año pasado una estrategia “cero covid” y ha redoblado la vigilancia para evitar un brote importante antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, que se celebran en febrero.

Fuente: Infobae

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry