La Corte Suprema de Estados Unidos admitió este lunes un recurso de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) para ampliar los derechos de armas en un caso de Nueva York sobre el derecho a portar un arma de fuego en público en defensa propia.

El máximo tribunal, que cuenta con seis magistrados conservadores entre sus nueve miembros, analizará una ley de Nueva York contestada por la rama local de la NRA y dos dueños de armas.Nueva York se encuentra entre los ocho estados que limitan quién tiene derecho a portar un arma en público.

Por esa centenaria ley, el estado Nueva York permite a las dos personas que presentaron el recurso portar armas en clubes de tiro o para cazar pero no con fines de autodefensa. Tras haber perdido en tribunales federales, recurrieron a la Corte Suprema y los jueces de esta dijeron que revisarán el fallo.

La Corte dio lugar al recurso pero advirtió que solo se pronunciaría sobre una pregunta: “La negativa del Estado de permitir a los demandantes portar armas ocultas con fines de autodefensa, ¿es una violación de la Segunda Enmienda” de la Constitución?.

Esa enmienda, que fue objeto de distintas interpretaciones, establece que “una milicia bien organizada es necesaria para la seguridad de un estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas”.

Para los partidarios de las armas, se garantiza el derecho de los ciudadanos a portarlas. Otros consideran que los autores de la Constitución solo quisieron proteger el derecho de poseer y utilizar armas en el marco de una fuerza de mantenimiento del orden; como el ejército o la policía.

En una emblemática sentencia de 2008, la Corte Suprema dictaminó que esa enmienda protege el derecho a tener armas en el hogar. Sin embargo, la norma dejó a las ciudades y estados reglamentar el transporte de armas fuera de la casa; lo cual explica grandes disparidades en el país.

A pesar de muchas solicitudes, la Corte Suprema se mantuvo desde entonces al margen del tema.Sin embargo, durante el mandato del presidente Donad Trump fueron nombrados tres magistrados de opiniones conservadoras y proclives a apoyar a los defensores de las armas.

Eso genera el temor que se haga una lectura de la Segunda Enmienda que derribe las restricciones adoptadas localmente.

La sentencia de la Corte podría también contrariar los proyectos del presidente Joe Biden de endurecer la legislación contra las armas luego de una serie de ataques mortales.

La noticia dio esperanzas a la NRA: “Tenemos confianza: la Corte le dirá a Nueva York y otros estados que la Segunda Enmienda sobre el derecho a defenderse es fundamental y no desaparece cuando salimos de nuestras casas”, dijo el grupo de lobby en un comunicado, citado por AFP

Del otro lado, los partidarios de una mayor regulación de las armas temen que la Corte adopte una lectura amplia de la Segunda Enmienda y derribe las restricciones adoptadas localmente.

“La voluntad de la Corte de tomar este recurso podría llevarnos en la dirección equivocada, al restringir las normas del buen sentido”, escribió Hannah Shearer, de la organización Giffords, dedicada a “salvar vidas de la violencia armada”.

Shearer pidió que la Corte no “dé la razón al lobby armamentista, que quiere eliminar hasta las leyes más modestas”.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry