El presidente Alberto Fernández planteó la necesidad de “garantizar el acceso equitativo y solidario a vacunas y medicamentos”, y sostuvo que “la grave desigualdad” en el acceso a ellos representa un “hecho injusto y sumamente inmoral”, al exponer por videoconferencia en la Cumbre Mundial de Salud del G20.

Desde la Residencia de Olivos, acompañado por el canciller Felipe Solá y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, el Presidente participó este viernes de la Cumbre Mundial de la Salud convocada por la presidencia italiana del G20 y la Comisión Europea.

“Es fundamental garantizar el acceso equitativo y solidario a vacunas y medicamentos”, planteó en ese marco y agregó: “La grave desigualdad en el acceso a medicamentos y vacunas representa un hecho injusto, sumamente inmoral y contrario a los intereses de la comunidad internacional en su conjunto”.

Fernández fue uno de los primeros mandatarios en hacer uso de la palabra, tras los discursos del presidente del Consejo de Ministros de Italia, Mario Draghi, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el titular de la ONU, Antonio Guterres.

Durante su discurso, Fernández afirmó que “la pandemia es una advertencia y, al mismo tiempo, una oportunidad para avanzar hacia sociedades más equitativas, más inclusivas y más justas”.

Al referirse a la situación de la producción y distribución de las vacunas contra el coronavirus, aseveró: “La grave desigualdad en el acceso a medicamentos y vacunas representa un hecho injusto, sumamente inmoral y contrario a los intereses de toda la comunidad internacional”.

En ese sentido, agregó: “Es fundamental promover la transferencia de tecnologías y garantizar una mayor flexibilidad de los derechos de propiedad intelectual, a fin de escalar la producción global de vacunas”.

Además, señaló que “se precisa instrumentos que incrementen el intercambio de conocimientos y que movilicen los recursos financieros necesarios para desarrollar y fortalecer las infraestructuras sanitarias críticas, especialmente en países en desarrollo”.

De la cumbre participan por videoconferencia mandatarios de países miembros del bloque, que integran las veinte mayores economías del mundo.

También, asisten representantes de naciones invitadas, organizaciones internacionales y regionales, y expertos mundiales en salud, bajo el objetivo de compartir las lecciones aprendidas de la pandemia de coronavirus y suscribir a la Declaración de Roma, según informaron fuentes oficiales.

Fuente: Télam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry