La justicia de Nueva York absolvió este jueves a dos hombres condenados por el asesinato en 1965 de Malcolm X, ícono de la causa en favor de los negros, en una reparación tardía de uno de los hechos más dolorosos de la historia de los afrodescendientes en Estados Unidos que aún presenta interrogantes.

La jueza del Tribunal Supremo de Nueva York Ellen Biben anuló la condena de Muhammad Aziz, alias Norman 3X Butler, que a sus 83 años estaba presente en la sala, y Khalil Islam, alias Thomas 15X Johnson, fallecido en 2009, tras una demanda presentada por el fiscal Cyrus Vance y la defensa.

"Pedimos disculpas por lo que fueron violaciones serias e inaceptables de la ley y la confianza en el sistema público", expresó Vance a las familias por lo que consideró una "injusticia".

Tras 22 meses de investigación realizada por el fiscal, el equipo de abogados de los condenados y la organización The Innocence Project, que lucha contra los errores judiciales, Vance pidió en un documento de 42 páginas que se "anularan las sentencias condenatorias y se desestimara la acusación".

Pero quién disparó a Malcolm X el 21 de febrero de 1965, cuando subió a la tribuna de la Sala Audubon en Harlem, es uno de los interrogantes que aún persisten.

Aziz e Islam, que pasaron más de dos décadas en la cárcel, siempre reivindicaron su inocencia.

El tercer condenado, Mujahid Abdul Halim, alias Talmadge X Hayer, reconoció haber disparado contra el dirigente social y siempre defendió que Aziz e Islam no estaban implicados en el asesinato.

Hasta la anulación de este jueves de la sentencia, la tesis oficial, muy cuestionada, sostenía que hubo tres culpables, miembros del movimiento Nation of Islam (Nación del Islam), y condenados por la justicia estadounidense en 1966.

La difusión en febrero de 2020 del documental en Netflix "Who Killed Malcolm X?" ("¿Quién mató a Malcolm X?") incidía en las dudas sobre la presencia de estos dos hombres en el lugar del asesinato.

Según la investigación, el FBI "ocultó" varios documentos que implican a otros sospechosos, así como la presencia de agentes infiltrados en la sala en el momento del tiroteo, consignó la agencia de noticias AFP.

Un testigo confirmó a los investigadores del equipo de Vance lo que siempre había sostenido Aziz: que en el momento del asesinato se encontraba en su casa.

Asimismo, un periodista del Daily News había recibido una llamada la misma mañana anunciándole que Malcolm X iba a ser asesinado, informó el miércoles el diario The New York Times.

Estas revelaciones avalan la tesis del rol sospechoso del FBI y la policía de Nueva York, alimentado por la carta póstuma de un policía en febrero de 2021 en la que aseguraba que se había infiltrado por orden de sus superiores en el entorno de Malcolm X y les había tendido una trampa a dos guardaespaldas, detenidos unos días antes del asesinato, para debilitar la seguridad del activista.

En el momento de su asesinato, Malcolm X, de 39 años, figura emblemática de la causa negra, había abandonado Nación del Islam y abrazado un discurso más moderado.

Estaba siendo amenazado por miembros de su antiguo movimiento y su domicilio, en el barrio neoyorquino de Queens, había sido blanco de un atentado unos días antes.

El asesinato de Malcolm X sacudió a Estados Unidos y simbolizó las tensiones políticas y sociales del país en los años 1960, marcadas también por el magnicidio del presidente John Kennedy en 1963 y el de otra gran figura de la defensa de los derechos cívicos, Martin Luther King, en 1968.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry