El Banco Mundial notificó a la Provincia del Chaco la no objeción técnica para la firma del contrato de la segunda etapa de construcción del acueducto de El Impenetrable. Así lo informó el gobernador Jorge Capitanich y recordó que la primera etapa de este proyecto fue inaugurada el mes pasado con la presencia del presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Esta obra trascendental para garantizar la provisión de agua potable en el norte de la Provincia será ejecutada a través del Programa en Infraestructura Hídrica del Banco Mundial (BIRF). El diseño del sistema permite producir y transportar hasta 600 m3/hora. A partir de esta segunda instancia, que comenzará a ejecutarse próximamente, se aumentará la capacidad a 1100 m3/hora de agua potable.

“El contrato debe concluirse en los próximos 20 días, según estimamos. De manera que en el mes de junio pueda iniciarse la obra”, señaló el gobernador Capitanich en declaraciones a Chaco TV, indicando que solicitó a la Unidad Ejecutora Central priorizar las localidades de Wichí y El Sauzal para la ejecución de las redes domiciliarias, ya que ambas cuentan con abastecimiento de agua potable desde el tramo en funcionamiento correspondiente a la primera etapa.

El mandatario recordó que la obra tiene un plazo de ejecución de 24 meses, pero resaltó: “Creo que, en 12 a 14 meses, con intensidad, se puede terminar”.

La obra
El acueducto transportará agua desde la localidad de Misión Nueva Pompeya a Fuerte Esperanza, incluyendo redes de distribución de agua potable para las poblaciones de Wichí, El Sauzal, Fuerte Esperanza y para comunidades indígenas y criollas dispersas en las inmediaciones.

De esta manera, se garantizará provisión de agua potable para más de 60.000 chaqueñas y chaqueños de áreas periurbanas y rurales. A partir de la no objeción técnica por parte del Banco Mundial, la Provincia estará en condiciones de iniciar los trámites para la firma del contrato que permitan iniciar las obras.

En este nuevo avance se ejecutarán 49 kilómetros de acueducto de Polietileno de Alta Densidad (PEAD) que unirá la planta de Nueva Pompeya, que ya está en funcionamiento, con Fuerte Esperanza, de diámetro inicial de 450 milímetros.

El proyecto incluye además la ejecución de 250 cisternas, que sumadas a las ya ejecutadas en la obra actual, totalizarán 1000 unidades.

Además, incluirá la construcción de 1000 techos para la captación de unos 18.000 litros de agua de lluvia por unidad habitacional, considerando una precipitación anual de 500 mm, promedio estimado para esta región.

En su diseño se tienen en cuenta condiciones ambientales y culturales de la región del Gran Chaco, particularmente la definición de alturas máximas y dimensiones de piezas de madera y en la inclusión del aislamiento térmico requerido según normas IRAM para la región bioambiental correspondiente. El techo se realiza con una estructura de columnas y vigas de madera sobre las que se coloca un revestimiento de tablas, aislamiento térmico y terminación exterior de chapa ondulada metálica con pendiente de agua.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry