El Gobierno británico anunció este domingo las primeras hospitalizaciones por la variante Ómicron del coronavirus y medidas adicionales para contenerla, incluido un refuerzo de la vacuna para todos los mayores de 30 años desde mañana.

Los anuncios llegaron un día después de que científicos presentaran un estudio que prevé un apocalíptico aumento de las hospitalizaciones y las muertes por coronavirus en el Reino Unido, causado por Ómicron, si el el Gobierno no toma medidas.

En el Reino Unido ya se han detectado 1.898 casos de la variante Ómicron, que según autoridades sanitarias se está propagando más rápido que la Delta y seguramente se convertirá en dominante en el país en los próximos días.

El Reino Unido informó 58.924 contagios de Covid el viernes pasado, hace dos días, la cifra más alta desde enero, aunque no está claro aún qué porcentaje corresponde a Ómicron.

El ministro de Educación, Nadhim Zahawi, dijo hoy a la cadena BBC que la nueva variante ya era responsable de la tercera parte de los casos en Londres.

Zahawi agregó que hospitales del Reino Unido ya han recibido a los primeros pacientes que han tenido que ser internados por casos correspondientes a Ómicron.

El ministro advirtió que aunque los casos graves sena menos frecuentes por Ómicron que por otras variantes, debido a su alta transmisibilidad, "un pequeño porcentaje de una población muy grande significará mucha gente en el hospital".

Zahawi dijo que dos dosis de la vacuna "no es suficiente" y alentó a la gente a darse un refuerzo desde mañana, cuando podrán empezar a hacerlo todas las personas mayores de 30 años.

Más temprano, en comunicado, el Ministerio de Salud anunció que, a partir del martes, los contactos totalmente vacunados de las personas que den positivo en un test de Covid-19 también deberán realizar test diarios de antígenos durante siete días.

Los que no estén vacunados deberán permanecer aislados durante diez días, agregó la cartera.

"La variante Ómicron está ganando terreno rápidamente en el Reino Unido y se espera que se convierta en la variante dominante", dijo el ministro de Salud, Sajid Javid, en el comunicado.

La nueva medida pretende "limitar el impacto en la vida cotidiana de las personas al tiempo que ayuda a reducir la propagación de Ómicron", agregó el ministro.

El Reino Unido es uno de los países más afectados por el covid-19, con más de 146.000 muertes desde el inicio de la pandemia y con unos 50.000 contagios diarios actualmente.

Según un modelo matemático presentado ayer por científicos de la Escuela de Medicina Tropical e Higiene de Londres mostró que la variante Ómicron probablemente causará una enorme ola de contagios para enero.

Entre 25.000 y 75.000 personas más podrían morir de coronavirus en el Reino Unido en los próximos cinco meses si el Gobierno no adopta medidas, de acuerdo al modelo y a los científicos.

En el escenario más pesimista, hasta 500.000 personas podrán estar hospitalizadas con el virus para fines de abril.

Los científicos asesoran al Gobierno, pero el estudio no fue revisado por pares.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry