Chocolate, vainilla, limón, menta… Estos sabores de helado son los que normalmente se suele pedir cuando apetece tomar algo fresquito y combatir el calor. En general, gusta lo tradicional, aunque también de vez en cuando hay quien quiere descubrir sabores nuevos que le sorprendan.

Así que si te has cansado de los de siempre, quizás quieras atreverte a probar alguno de estos sabores de helado raros que hay en esta lista. Seguro que no te dejarán indiferente.

Carne de caballo

En el parque de atracciones Namco Namja Town en Tokio (Japón) se les ha ocurrido elaborar helados con sabores un tanto especiales. Entre ellos podemos encontrar aquel con sabor a carne de caballo pero, desde luego, no es el único que llama la atención. En el museo Ice Cream City del parque, también se pueden encontrar helados con sabor a calamar o pulpo.

Si algún día decides ir no dudes en pasarte por su tienda y probar alguno.

Mango en escabeche

Para mezcla de sabores la que elaboró la propietaria de Jeni’s Splendid Ice Cream en Ohio (Estados Unidos). Su tienda es una de las más decoradas del país y no tiene miedo de jugar con los sabores.

El verano pasado lanzó una gama de sabores limitados entre los que se podía encontrar el de mango en escabeche. Este helado está elaborado a base de una crema de queso con salsa de mango (hecha con vinagre balsámico blanco y pimienta, haciendo que pique ligeramente).

Mazorca de maíz

A los hermanos Bruce y Mark Becker les gusta experimentar para crear sabores nuevos y únicos. Ambos son los propietarios de Max & Mina, una heladería abierta en 1998 en Queens, Nueva Your (Estados Unidos) y que ha contado con más de 5.000 sabores.

Uno de los sabores estrella de esta peculiar heladería es el de maíz acompañado por el de rábano picante, jalapeños y pizza. Incluso han creado un helado con sabor a churros.

Foie gras

Localizada una de sus cinco tiendas en Brooklyn (Estados Unidos), encontramos Odd Fellows, una heladería que no deja de sorprender con los sabores y experimentos que saca al público.

En 2013 nació esta pequeña cadena en la que ya se han vendido productos fríos de más de 300 sabores. Entre una de sus peculiaridades está la de mezclar helados con bebidas y en su carta se incluye un varietal con sabor a foie gras.

Pera y queso azul

En su página web lo describen como un “delicado y dulce sabor”. El helado de pera y queso azul de “Salt & Straw” mezcla el sabor de las peras de Oregon Trail con un queso azul nombrado recientemente como el mejor del mundo en un concurso refinado de Francia.

No sabemos cómo sabe pero lo que sí es que tiene una carta de sabores de lo más dulce.

Pimienta fantasma

Un nombre curioso que la heladería The Ice Cream Store ha puesto a uno de sus helados. Y es que los sabores de dicho local se caracterizan por no ser corrientes y optar por sabores a veces algo picantes.

La base del helado de pimienta fantasma está hecha de vainilla mezclada con canela en la que puedes añadir fresa. Por supuesto, no falta la pimienta pues es uno de los elementos principales que dan nombre a este helado.

Bourbon y copos de maíz

La heladería americana Humphry Slocombe en San Francisco intriga cada día a sus clientes pues no se sabe qué helados formarán parte de la línea de ese día. Sin embargo, siempre tienen disponible su Desayuno Secreto, elaborado con bourbon y copos de maíz que es de lo más vendido del local.

Una de las cosas más curiosas es que podemos encontrar helados acompañados de bacon, queso, chili y patatas fritas.

Higo y pavo marrón fresco

Además de los sabores más comunes, la heladería Il Laboratorio del Gelato experimenta para conseguir sabores diferentes pero que gusten a todos. Esto lo ha conseguido con su helado sabor a higo y pavo marrón fresco, uno de los más populares dentro de su carta.

Langosta

Ben & Bill’s Chocolate Emporium ha sabido sacar partido al producto más famoso de The Pine Tree State creando un helado con sabor a langosta. La base está elaborada con helado de mantequilla y langosta fresca que encontrarás en cada bocado que des.

Tomate criollo

¿Ensalada o helado? Creole Creamery en Nueva Orleans (Estados Unidos) tiene una gama de helados y sorbetes bastante amplia en cuanto a sabores. Han sabido innovar adaptando un producto bastante cotidiano como el tomate para utilizarlo en uno de sus helados.

Además de los sabores clásicos también disponen de una gama de sabores que cambia a lo largo del año a modo de especiales y hay alguno realmente curioso como el de ponche de huevo.

Helado esquimal

Si decides ir a Juneau en Alaska y comerte un helado siempre puedes probar el Akutaq o, como llamaríamos aquí, el helado esquimal. Este curioso helado está elaborado con diversas bayas frescas aunque su base está hecha en realidad con grasa animal de renos y muy probablemente ballenas.

Su consistencia cremosa no lo hace asemejarse a un helado y su esponjosidad característica se consigue tras batir a mano la crema durante una hora.

Cheetos

De camión de helados a una heladería física con gran éxito en la ciudad de Nueva York. Y aunque en este local vendan sabores bastante comunes, lo que hace de sus helados tan curiosos son las coberturas que utilizan para acompañarlos.

Big Gay Ice Cream tiene un cono cuya base está elaborada por helado de vainilla y queso con polvo de Cheetos encima.

 

 

 

 

 

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry