Los restos del ministro de Transporte, Mario Meoni, fueron despedidos con aplausos por los vecinos de Junín, ciudad donde vivía con su familia y de la que fue intendente, mientras el presidente Alberto Fernández participó de las exequias y destacó que su muerte era “incomprensible” y representa una “pérdida inmensa para el Estado”.

Meoni, de 56 años, falleció el viernes por la noche cuando el automóvil Ford Mondeo en el que viajaba, volcó a la altura del kilómetro 112 de la ruta nacional 7, en la localidad de San Andrés de Giles.

El velatorio se inició a las 10 en una sala dispuesta para una ceremonia privada con los familiares y a partir de las 12.15 el cuerpo arribó a la casa Dos Reis, ubicada en Rivadavia 765, donde fue recibido con aplausos y llantos por parte de decenas de vecinos congregados en la puerta del lugar.

Debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus solo pudieron ingresar a esa sala familiares y allegados del funcionario, como el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

“Junín está de luto”, coincidían en señalar los vecinos

“Junín está de luto”, coincidían en señalar los vecinos, quienes detallaron en declaraciones a la prensa la cercanía del ministro con la ciudad y sus habitantes.

Luego se inició el cortejo fúnebre, que pasó frente al estadio Eva Perón, del club Sarmiento de Junín; y por el edificio de la municipalidad; hasta llegar al cementerio Parque Rosedal.

Allí aguardó el presidente Fernández, quien había llegado en helicóptero junto a su comitiva, compuesta por la primera dama Fabiola Yañez; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens; el secretario General, Julio Vitobello; y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry