El presidente Alberto Fernández puntualizó que la decisión de suspender la exportación de carnes se debió a que hubo un “desmadre” producto de la “total apertura” al sector durante el gobierno anterior. No descartó la posibilidad de establecer cupos para abastecer el mercado interno o aumentar las retenciones en caso de que la suspensión a las ventas al exterior no funcione.

“No podemos ver cómo crece el precio de la carne sin ningún justificativo”, puntualizó el jefe de Estado al tiempo que calificó de “muy correcta y en buen tono” a la reunión que mantuvo con los exportadores, a los que les informó de la decisión anunciada anoche.

“Ellos entienden el problema, no les gustan las soluciones. Pero les dije: ‘ayuden a poner orden en el precio interno y abrimos las exportaciones’”, recalcó Fernández durante una entrevista con Radio10 en la que explicó los motivos de la medida para frenar el incremento de los precios internos en el sector cárnico.

Las exportaciones de carne a China
Según el mandatario, “el tema de la carne se desmadró” luego de que el gobierno de Mauricio Macri decidió darle una “total apertura al sector” tras “el boom de China” como uno de los grandes compradores de carne argentina.

“Ha sido una gran tentación la aparición de China comprando carne porque pagan precios muy altos y para todos se vuelve una oportunidad única”, pero lo cierto es que esto no implicó un incremento en la cantidad de toneladas faenadas ni cabezas ofrecidas al mercado, advirtió.

“El 75 por ciento del 80 que se exporta va a China. El precio internacional subió tanto por la demanda grande, empezó a competir con el precio interno”, explicó.

El “desmadre”

La clave del “desmadre”, recalcó Alberto Fernández, estuvo en la decisión del gobierno macrista de “darle una total apertura al sector”. Desde entonces, ejemplificó, “cada vez es menor el peso del novillo que se faena”.

“El stock ganadero que dejó Cristina (Kirchner) en 2015 fue de 51 millones de toneladas. Vino Macri, sacó las retenciones, abrió las exportaciones y ¿a cuánto creció el stock? El 4,9 por ciento. Abrieron todo para nada”, argumentó.

Por otra parte, relativizó que el problema del incremento de la carne tenga como epicentro los valores que las cadenas de supermercados ponen al público. “Las cadenas de supermercados solo representan entre el 25 y 30 por ciento de lo que se vende de carne, es un número muy bajo para decir que ahí está la solución. Los precios que pusimos ellos los respetaron. El problema no está tan ahí”, dijo al respecto.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry