El Gobierno italiano está “a un paso de la crisis” por los cruces entre el primer ministro Giuseppe Conte y el expremier y senador oficialista Matteo Renzi, informó este martes la prensa del país europeo.

“Gobierno a un paso de la crisis, Renzi camino a la ruptura”, tituló el diario Corriere para definir la situación que enfrenta el Ejecutivo iniciado el 5 de septiembre de 2019 con Conte a la cabeza y sostenido actualmente por el Partido Democrático, el Movimiento Cinco Estrellas, Italia Viva y Libres e Iguales.

El Gobierno sufre hace más de un mes los embates de Renzi, líder de Italia Viva, disconforme con la gestión de Conte con la pandemia de coronavirus y quien amenaza con retirar este martes a la noche a las dos ministras que tiene en el gabinete.

“Gobierno al borde de la crisis”, tituló en tanto el diario La Repubblica, enfocado en la posibilidad real de una ruptura de parte de Renzi.

Italia Viva, fundado por Renzi en septiembre de 2019, cuenta con solo 30 de los 332 diputados y 18 de los 160 senadores del oficialismo, entre ellos el expremier, pero su apoyo aparece como central para garantizar la mayoría de la coalición oficialista.

Los ataques de Renzi comenzaron a inicios del mes pasado con reclamos para que Conte diera al Parlamento el control y la distribución de los 209.000 millones de euros que Italia recibirá desde Europa para hacer frente a la recuperación pospandemia.

Según informó este martes la cadena RAI, Conte encabezará esta noche una reunión de gabinete para tratar el proyecto de distribución de los fondos europeos, al que en Italia se lo denomina en inglés como “Recovery Plan”, en la que se podría definir la suerte del Gobierno.

En caso de una salida de Renzi de la coalición oficialista, se abren varias alternativas para la continuidad o no del Gobierno.

La posibilidad más comentada hasta este martes era el “rimpasto”, o cambio de gabinete, con el que Conte podría abrir las puertas del Ejecutivo a una renovación de ministros, que daría más espacio a la fuerza de Renzi.

Si la salida de Italia Viva aparece como inevitable, la primera opción para Conte sería tratar de buscar la mayoría de los 630 diputados y 315 senadores que componen el Parlamento sin los votos de la fuerza de Renzi.

Otra de las posibilidades que mencionan analistas es el denominado “Conte Ter”, en caso de que Conte presente su renuncia al Parlamento para inmediatamente después buscar un encargo del presidente Sergio Mattarella para formar un nuevo Gobierno, ya sin Italia Viva.

Un camino similar usó ya Conte en agosto de 2019, cuando forzó la caída de su primer Gobierno, que tenía el apoyo del Cinco Estrellas y de la derechista Liga, para buscar el encargo de Mattarella para formar el Ejecutivo que inició en septiembre y que continúa encabezando.

La salida más abrupta a la crisis del Ejecutivo sería la disolución de la actual Legislatura, iniciada en marzo de 2018 y que debería durar cinco años, para convocar a nuevas elecciones que renueven las dos Cámaras.

La opción del “voto anticipado”, de todos modos, enfrenta la dificultad de que antes debería tratarse y sancionarse una nueva ley electoral, ya que de acuerdo a una ley aprobada en 2019 para recortar la cantidad de legisladores, las próximas elecciones elegirán 400 diputados y 200 senadores.

Conte inició su segundo período como premier el 5 de septiembre de 2019, en base al apoyo del PD, el Cinco Estrellas y LeU, grupo al que luego se sumó Italia Viva, formada ese mismo mes como una escisión de los democráticos.

Tras los embates de Renzi, premier de febrero de 2014 a diciembre de 2016, podría esconderse la intención del político florentino de ser propuesto para ocupar la secretaría general de la Organización del Atlántico Norte (OTAN), según algunas versiones de la prensa italiana.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry