El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga presentaron este miércoles el Sistema Provincial de Búsqueda de Personas Desaparecidas y/o Extraviadas, que funcionará en la órbita del Ministerio de Seguridad y Justicia, y que servirá para unificar los protocolos de búsqueda, proveer una respuesta institucional inmediata ante las desapariciones, y dotar de tecnología y recursos logísticos a las fuerzas de seguridad.

Para eso, el Gobierno provincial se adherirá Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU) y sus respectivos protocolos, coordinando la cooperación entre el Ministerio de Seguridad, el Poder Judicial, el Ministerio Público Fiscal, las fuerzas de seguridad, y otros organismos de orden internacional, nacional, provincial y municipal que intervengan en la búsqueda de personas desaparecidas o extraviadas.

“Tenemos que extremar todos los recursos para coordinar acciones que nos permitan resolver el problema, garantizando el derecho de los familiares a conocer la verdad y obtener un amplio acceso a justicia. Hoy tomamos esta decisión que tiene que ver con prevención de futuros hechos y perfeccionamiento de los mecanismos de intervención ante eventos de carácter posibles”, sostuvo Capitanich.

Para prestar el servicio de monitoreo para el rescate de personas en ríos, riachos y lagunas de nuestra provincia, el Gobierno provincial entregó dos lanchas y dos kayaks a la dirección general de Bomberos de la Policía del Chaco, con sus respectivos tráilers y equipos de seguridad. En los próximos días se adjudicarán otras dos lanchas y otros dos kayaks.

El gobernador indicó que en el caso de los protocolos de búsqueda, los cuales funcionan pero son insuficientes, se crea un organismo de búsqueda de personas. “Ante la sucesión de búsquedas activas, solicité expresamente al equipo de seguridad de trabajar no solo en un diseño de protocolo de búsqueda con mayor nivel de detalle, procedimiento secuencial e interacción entre partes y organismos, sino también en generar las condiciones para dotar a esa organización de una autonomía y una capacitación efectiva para resolver el problema”, explicó.

Este organismo estará presidido por el Ministerio de Seguridad y Justicia a través de la Subsecretaría de Investigación e Inteligencia Criminal, con la integración de representantes de los Ministerios de Desarrollo Social y de Salud. Trabajarán en la recepción de la denuncia y en la coordinación de una mesa de trabajo intersectorial e interministerial junto al Ministerio Público Fiscal.

“La creación de dicha oficina, conjuntamente con el desarrollo y equipamiento de punta, como así también la acción coordinada a nivel nacional, provincial y municipal y con los distintos organismos del Estado a través de los tres poderes nos va a dar una capacidad de planificación estratégica y de intervención operativa para resolver los casos”, destacó Capitanich.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry