El gobernador Jorge Capitanich se reunió con empresarios industriales del Chaco, con quienes abordó las políticas públicas diseñadas y puestas en marcha para la reactivación del sector post pandemia.

“Queremos que todos los emprendimientos que se cerraron producto de la pandemia se vuelvan a abrir, tenemos las herramientas para lograrlo”, aseguró el mandatario.

El encuentro tuvo lugar este jueves en el parque industrial de Barranqueras, donde Capitanich informó que el gobierno chaqueño trabaja en 100 proyectos de inversión privada que se encuentran en diferentes etapas de ejecución, representan 300 millones de dólares y se estima generen unos 6.000 empleos formales directos y otros 4.000 indirectos.

"El crecimiento sostenido de la actividad industrial en los últimos 13 meses es consecuencia de la creatividad de las y los empresarios chaqueños, que apuestan a la provincia, y que con el acompañamiento de nuestras políticas públicas generan y potencian empleos para más chaqueñas y chaqueños.

Pero todavía tenemos que recuperar a quienes aún no pudieron volver", aseguró tras la reunión.

Para eso, la Provincia cuenta con múltiples herramientas de apalancamiento, estructurales y puestas en marcha en esta gestión.

Por una parte, la Bolsa de Comercio "que puede emitir obligaciones negociables", consideró Capitanich, con subsidio de tasa de interés.

Esta a su vez va de la mano con el Nuevo Banco del Chaco (NBCH), “un banco que es líquido y solvente que financia un desarrollo productivo y de base social, a lo que se le suma el Estado con capacidad de subsidiar emprendimientos productivos”, agregó.

Por otra parte, el Fondo de Garantía del Chaco (Fogach), que otorga garantías a las micro, pequeñas y medianas empresas por operaciones vinculadas con su proceso productivo y capital de trabajo, facilitándoles el acceso a fuentes de financiamiento.

También están a disposición las reducciones para empleadores del sector privado que contraten trabajadores, política pública lograda por los gobernadores del Norte Grande, que sumada a los recursos que pone el Estado chaqueño, reduce a cero las contribuciones patronales, lo que genera estímulos para proyectos de inversión.

Y como condición “fundamental” para radicar una empresa, mencionó el gobernador, es necesario contar con una localización estratégica.

Para ello Chaco cuenta con los parques industriales que actualmente suman un total de 570 hectáreas, proyectando alcanzar las 1.000.

“No obstante, uno de los graves inconvenientes que se presentan es que los proveedores de los insumos, bienes intermedios o finales que adquieren los empresarios chaqueños provienen de grupos de intereses concentrados, que manipulan los precios y las condiciones de pago.

Todo ello genera que empresarios del interior del país no puedan enfrentarse a esas condiciones.

Quiero dejarles en claro que acá hay un gobernador que defiende los intereses del empresariado chaqueño, no nos vamos a dejar avasallar ni manipular por los grandes grupos económicos ni por el centralismo porteño”, enfatizó.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry