El último avión del Reino Unido para evacuar civiles ya partió desde Kabul, informó el jefe de las Fuerzas Armadas británico, quien lamentó «no haber podido sacar a todos» los afganos elegibles para ser reubicados tras la toma del poder por parte de los talibanes.

El jefe de las fuerzas armadas del Reino Unido, el general Nick Carter, dijo a la cadena BBC que el operativo terminaría «en el transcurso de este sábado», antes de la fecha límite del 31 de agosto para la retirada de las tropas estadounidenses.

Ahora «será necesario traer a nuestras tropas en los aviones restantes», agregó Carter.

También indicó que la operación de evacuación «salió tan bien como se pudo», pero que fue «desgarrador» no haber «podido sacar a todos», informó la agencia de noticias AFP.

El embajador del Reino Unido en Afganistán, Laurie Bristow, tuiteó un video de él mismo parado en el aeropuerto de Kabul con aviones militares de fondo, vestido con un chaleco antibalas.

En la grabación dijo que su equipo había estado trabajando «hasta el último momento para evacuar a ciudadanos británicos, afganos y otras personas en riesgo» y que desde el 13 de agosto, pusieron «a salvo a casi 15.000 personas».

El jefe de las Fuerzas Armadas calculó que el número de afganos elegibles que no habían sido evacuados era «de unos cientos» e hizo hincapié en que serán bienvenidos en el Reino Unido si logran irse después de la fecha límite.

Por su parte, el ministro de Defensa, Ben Wallace, estimó anteriormente que entre 800 y 1.100 afganos elegibles para la reubicación bajo el esquema del Reino Unido «no lograron» salir.

Mientras el Reino Unido ultima la retirada, crecía en el país la controversia sobre el caso de Paul Farthing, director británico de una organización benéfica de animales, que estaba esperando a que un avión alquilado de forma privada lo sacara de un refugio de Kabul junto con unos 200 gatos y perros.

Fuente: Tèlam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry