Rusia volvió a registrar un pico de muertes y contagios de covid-19 en las últimas 24 horas. Es la tercera vez en el mes que el país superó los 25 mil contagios en un día. Mientras que el número de muertos llegó a 895 en la última jornada, la cifra diaria más alta desde que comenzó la pandemia.

Aumento de casos

El repunte de casos de covid-19 en Rusia en las últimas dos semanas sigue alcanzando nuevos picos. Hace cuatro días que Rusia registra contagios por encima de los 25 mil casos. Mientras que la cifra de muertes incrementa con cada día. El viernes pasado hubo 887, el domingo 890, mientras que en la última jornada el centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus indicó que hubo 895 fallecidos.

El Kremlin expresó su preocupación aunque todavía no considera llevar adelante un confinamiento en todo el país ni otras medidas que sean de alcance nacional. En varias regiones de Rusia están vigentes medidas como la asistencia limitada a eventos masivo, así como el acceso restringido a lugares públicos como restaurantes, bares, teatros y cines para personas que fueron vacunadas, que recientemente se recuperaron de covid-19 o que presenten un test negativo realizado en las últimas 72 horas.

Según la viceprimera ministra, Tatiana Gólikova, «el indicador medio durante las últimas cinco semanas fue de 96,9 casos por cada 100.000 personas. Es decir, 3,1 veces más que en el mismo período del año pasado». Gólikova señaló que esta tendencia se observa en 67 de las 85 regiones rusas.

Moscú y San Petersburgo

Moscú, el epicentro de la pandemia en el país, volvió a figurar como la ciudad rusa con más casos positivos (3.827 casos) y con mayor número de muertes (72). Las nuevas infecciones diarias son cuatro veces más altas que en el último mes: pasaron de unas 1.100 a inicios de septiembre a unas cuatro mil sólo esta semana.

A la capital le sigue San Petersburgo, que reportó 1.894 casos y 58 muertos. Sin embargo, en algunas partes del país, incluyendo las dos metrópolis los comercios operan con normalidad y la obligatoriedad del uso de barbijo se aplica aunque no de forma estricta.

El aumento de casos ya empezó a reflejarse en el sistema de atención de la salud, según los medios locales cada vez son más largas las filas de ambulancias que se forman frente a los hospitales en San Petersburgo, la segunda ciudad del país. Mientras que en la ciudad de Vladimir, unos 180 kilómetros al este de Moscú un equipo de ambulancias tuvo que llevar a un paciente con covid-19 a un edificio gubernamental después de no encontrar una cama de hospital.

Medidas para incrementar vacunación

En tanto el portavoz del gobierno ruso, Dmitri Peskov, aseguró a la prensa que la principal causa del aumento de fallecidos fue “el nivel insuficiente de vacunación». “El virus se está volviendo más maligno”, señaló Peskov, quien también advirtió que en general los no vacunados son los que enferman de gravedad o fallecen. «La mayor parte de los pacientes de cuidados intensivos son mayores y la mortalidad de los enfermos con más de 60 años alcanza el 80 por ciento», lamentó.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, informó a las autoridades locales que tiene previsto reanudar las loterías para ciudadanos que ya fueron inmunizados para estimular la vacunación. En este sentido, el vocero del Kremlin aseguró que para revertir estos números «sirven todas las medidas que incrementen la comprensión de la necesidad de vacunarse».

De los 146 millones de habitantes de Rusia, el 33,5 por ciento recibió al menos una dosis de la vacuna, mientras que sólo el 27,4 por ciento cuenta con el esquema completo de vacunación. A pesar de los bajos niveles de vacunación y el aumento de infecciones, funcionarios de Moscú anunciaron el cierre de uno de los más importantes puntos de vacunación en la capital en Gostiny Dvor, un extenso espacio de exhibición en el que ahora se realizarán eventos culturales.

Fuente: Página12

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry