El diputado provincial, Hugo Sager, celebró la aprobación de la ley que establece protocolos y manuales de actuación en investigación de crímenes en la provincia.

“Estamos satisfechos por sancionar esta norma, que permitirá fortalecer institucionalmente todos los mecanismos de investigación para que el Poder Judicial, con las debidas herramientas, pueda impartir la justicia que demandan las víctimas y/o familiares de delitos”, resaltó.

La normativa establece un manual de procedimiento para la preservación del lugar del hecho y la escena del delito; el protocolo unificado de los Ministerios Públicos de la República Argentina; el protocolo único de examen de salud por delitos contra la integridad sexual; y el protocolo para la investigación y litigio de casos de muertes violentas de mujeres.

El legislador explicó que esta iniciativa surge a partir del acta de compromiso de solución amistosa, suscripta por el gobernador Jorge Capitanich con Andrea Martínez y Silvia Encaje, el pasado 7 de abril de 2021, en el marco del Caso Nº13.595 del registro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos, caratulado como “Amanda Graciela Encaje y familia vs. Argentina”.

En este sentido, Sager sostuvo que “a través de ese acuerdo, el Estado provincial reconoció los errores cometidos en el caso, ocurrido en 1992, y la de implementar políticas de derechos humanos para evitar su reiteración”.

“Esta ley viene a complementar el acuerdo asumido por el gobernador a fin de reparar una etapa dolorosa para la familia de Amanda Encaje, atravesada por una trágica pérdida, y por procesos de impunidad y fallas en la investigación”, subrayó.

El diputado, quien además integró en el 2020 la mesa de trabajo como representante del Poder Legislativo junto a funcionarios de los gobiernos nacional y provincial para arribar al acuerdo amistoso, sentenció: “Esta ley es un acto de justicia a partir del compromiso asumido por el Estado provincial con las víctimas y familiares de un crimen atroz”.

EL CRIMEN

El 8 de abril de 1992, Amanda Graciela Encaje fue asesinada en las instalaciones de la empresa Supercemento S.A., ubicada en Resistencia, lugar donde se desempeñaba como secretaria.

Su cuerpo fue encontrado junto con el de Néstor Blas Vivo, quien era director de dicha empresa. Ambos fueron golpeados y torturados. Amanda además fue víctima de agresión sexual, según una de las autopsias realizadas.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry