El Ministerio de Salud Pública de la Provincia, acerca algunas recomendaciones en cuanto a la preparación de platos para las fiestas de fin de año. Así también, recuerda pautas importantes para evitar la aparición de enfermedades transmitidas por los alimentos.

En cuanto a la preparación de platos, desde la cartera recomiendan no preparar comida de más. En cuanto a picadas, se recomienda ingerir picadas como tomate, tomate cherry, queso en dados y albahaca.

De entrada, se recomienda utilizar zanahoria con salsas de palta o queso untable descremado y cebollita de verdeo. Los rellenos y guarniciones más adecuados son aquellos cuyo principal ingrediente son los vegetales.

En cuanto a los postres, se recomienda preparar tartas con frutas o ensaladas de frutas. Y, para el brindis, si se opta por tomar alguna bebida, no adherirle azúcar. Lo fundamental es comer y beber con moderación evitando abusos para disfrutar de estas fiestas, sin tener consecuencias en nuestra salud.

Cuidados en la preparación y traslado de alimentos

Por otro lado, y en base a recomendaciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), la cartera de recuerda la importancia de respetar los procedimiento para evitar la aparición de enfermedades transmitidas por alimentos, cuyo riesgo suele incrementarse durante toda la temporada de calor y, especialmente, en los días de reunión en los que la manipulación y traslado de comida se realiza con mayor frecuencia que lo habitual.

Desde el Ministerio de Salud Pública recomiendan no descongelar a temperatura ambiente ni con mucha anticipación los alimentos que se vayan a cocinar. El descongelamiento se debe realizar en la heladera. No volver a congelar un alimento que ya fue descongelado, a menos que se haya cocinado antes de colocarlo nuevamente en el freezer.

Mantener los alimentos refrigerados hasta el momento de servirlos, especialmente aquellos a base de cremas o mayonesas. Evitar que los alimentos permanezcan a temperatura ambiente por más de una hora y sin cubrir, sobre todo en días de mucho calor.

Si se trasladan alimentos de un domicilio a otro, asegurarse de que estén bien refrigerados (en recipientes térmicos) y a resguardo del sol. Si el traslado se realiza en un vehículo, ubicar los alimentos en la zona más protegida del calor (lejos de las ventanas o del motor).

Además, es importante evitar las contaminaciones cruzadas. En la heladera, mantener con tapa los alimentos que se consumen fríos (como las ensaladas) y separados de los demás. Igualmente con respecto a los cocidos y los crudos, que son fuente de intoxicación inadvertida en niños que toman contacto con ellos.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry