El Ministerio de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial junto al Concejo Municipal de Resistencia anunció el comienzo de las tareas de abordaje en el barrio La Isla de Villa Río Negro, en una reunión con los vecinos.

Hay familias que habitan allí desde hace más de siete décadas pero como el proceso de urbanización se dio de forma desordenada no cuentan con documentación que los acredite como dueños de los terrenos que ocupan.

Al respecto, el ministro Guillermo Monzón expresó que “en este caso, como en otros barrios de Resistencia, el Ministerio comienza con la intervención porque es necesario ordenar el territorio que se urbanizó de forma irregular, no hubo una planificación inicial, lo cual generó que no cuente con la infraestructura necesaria y los vecinos no puedan tener el título de propiedad de sus lotes”.

Este trabajo va a generar la integración de estas familias a la ciudad, con todo lo que eso conlleva, no solo la regularización de la situación dominial, sino el acceso al agua potable, a conexiones eléctricas formales, desagües pluviales, a los espacios públicos, a las calles y veredas del tamaño correspondiente, indicó el Ministro.

Este es un trabajo articulado entre el Estado Provincial, el Municipio y la comunidad, en donde el ordenamiento pasa por mejorar el espacio público que todos los vecinos comparten y donde desarrollan su vida, haciéndolos parte del diseño de su barrio. Esta demanda surgió de las audiencias públicas que lleva a cabo el Concejo Municipal en donde los vecinos expresan sus necesidades más urgentes.

El presidente del Concejo, Gustavo Martínez, recordó que esta zona hace 70 años atrás estaba ocupada por ladrilleros, pequeños emprendimientos y huertas familiares y luego por la necesidad de las familias se fue poblando en forma irregular, “por ello tiene mayor complejidad que cualquiera de los asentamientos en la ciudad, porque en un islote del Río Negro muy pequeño habitan más de 600 familias en lotes muy reducidos, un total de dos mil personas”.

“Por primera vez se está por realizar un trabajo en esta zona, en conjunto con la Provincia. Son terrenos municipales y se está trabajando en la redacción de la ordenanza con los equipos del Concejo Municipal y de Desarrollo Urbano para poder articular para que estas tierras puedan ser trabajadas por el Ministerio, ya que se necesita un proceso intenso de relevamiento social, para saber cuántas familias viven en el barrio y en cada lote”, explicó.

La propuesta urbana que resulte de este trabajo tendrá que ser aprobada por excepción, cumpliendo con las normas mínimas para que por las calles puedan ingresar las ambulancias, la policía y todo lo necesario para garantizar la seguridad de los vecinos.

Eladio Ayala, vive hace 44 años en este barrio y es presidente de la Comisión Vecinal, destacó que “este trabajo es muy importante, algo que hace muchísimos años estamos esperando, poder tener nuestro título de propiedad, que sería un paso fundamental para esta comunidad porque en oportunidades anteriores intentamos hacer este trabajo y nunca pudimos llegar a un acuerdo con los vecinos”.

Otra vecina, señaló: “Estoy muy contenta, espero que se concrete y que trabajemos todos los vecinos en conjunto, que logremos que La Isla realmente crezca, que tengamos una buena predisposición de los funcionarios; estoy muy agradecida y a los que están trabajando porque desde hace muchos años que estamos en busca de esto”.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry