El subsecretario de Promoción de la Salud del Chaco, Atilio García Plichta recordó que tanto la vacuna contra la gripe como contra la neumonía contempladas en el Calendario Nacional 2.021 deben aplicarse 15 días después de haber recibido la dosis contra Covid-19.

El funcionario aseveró que los grupos etarios que están cercanos a recibir la vacuna contra la COVID, igual deben aplicarse la antigripal. Aseveró esto debido a que “las patologías respiratorias por gripe y neumonía tienen una mortalidad alta por lo tanto hay que asistir a vacunarse”.

La diferenciación de 15 días entre la aplicación de cada vacuna se debe a los síntomas que produce la antigripal ya que produce bastante sintomatología posterior a su aplicación. “Para no confundirnos entre un tipo de reacción por vacunación, hay que esperar un tiempo prudencial de 15 días”, agregó.

La vacuna contra la gripe se encuentra contemplada en el Calendario Nacional de Vacunación y reduce las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus influenza. Todas las vacunas del Calendario Nacional son obligatorias, gratuitas y se aplican en los vacunatorios, centros de salud y hospitales públicos del país. El calendario argentino incluye vacunas para todas las etapas de la vida, situaciones especiales o para grupos específicos.

Dentro de los grupos prioritarios para recibir la vacuna antigripal se encuentran: el personal de salud (una dosis anual), personas de 65 años o más (dosis anual), lactantes (primera dosis entre los entre los 6 y los 24 meses; segunda dosis a las cuatro semanas de la primera dosis y una dosis anual hasta los dos años de vida si certifica las dos dosis anteriores); embarazadas (una dosis en cualquier trimestre de la gestación); puérperas (una dosis hasta 10 días posteriores al parto en caso de no haber recibido en el embarazo); y personas de 2 a 64 años con factores de riesgo (una dosis anual a personas con diagnóstico de obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos, trasplantados o con insuficiencia renal crónica en diálisis, entre otros).

Las vacunas son importantes porque la vacunación es una de las principales medidas para evitar un conjunto de enfermedades prevenibles que pueden ser graves para la salud. A su vez cada nueva aplicación debe ser registrada en Carnet Unificado de Vacunación por parte del personal de salud interviniente en el acto de vacunación, con el fin de: dejar constancia escrita de la vacuna aplicada, generar el historial de vacunación del individuo y facilitar la identificación de los esquemas incompletos.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry