Como parte de un proceso de planificación para lograr el desarrollo de la Ciudad de Resistencia durante los próximos 40 años, este jueves se llevó adelante una conferencia de prensa en la cual se anunció la implementación, por parte del Municipio, de dos ordenanzas aprobadas recientemente por el Concejo Deliberante, una para incorporar como contribuyentes provisorios a familias de barrios populares, para que puedan acceder a las conexiones eléctricas de manera formal; y la otra para generar un instrumento de intervención para la liberación de espacios públicos ocupados ilegalmente.

Además, desde la Comuna se informó sobre la presentación de un paquete de tres iniciativas legislativas que serán presentadas ante el Departamento Legislativo para avanzar con la regularización de tierras municipales, la regularización de obras privadas no declaradas y para implementar un servicio de permisos provisorios para la ejecución de obras privadas.

Durante la rueda de prensa, Monzón manifestó que las ordenanzas aprobadas por unanimidad por el Concejo Municipal fueron trabajadas en conjunto con la Comisión de Obras Públicas y el resto de los concejales para poder reconocer a más de 25 mil familias de Resistencia como contribuyentes provisorios y que sean registradas en la Dirección de Catastro Municipal. Esto permitirá que muchas familias puedan acceder a una conexión formal de energía eléctrica o de agua potable, un reiterado anhelo de una gran cantidad de vecinos de Resistencia.

“Para planificar la Ciudad es necesario contar con un conocimiento real del territorio y saber cómo están siendo ocupados los distintos espacios, ya que en los últimos años se han generado más de 250 asentamientos y barrios populares donde viven miles de personas en un marco de irregularidad dominial y en materia de servicios públicos de luz y agua, así como los servicios básicos municipales”, explicó el secretario de Planificación.

Con la implementación de esta ordenanza, Monzón informó que se llevará adelante un proceso articulado con Sacheep para avanzar con las conexiones legales de energía eléctrica a partir del cumplimiento de requisitos, como ser normas de construcción, de habitabilidad e instalaciones mínimas. “Esta normativa, aprobada por unanimidad, permite la inclusión de más de 25 mil familias de Resistencia que no estaban siendo reconocidas desde el punto de vista urbano y que a partir de ahora se podrá ampliar y mejorar la cobertura de servicios básicos municipales”, aseveró.

CUIDADO Y PROTECCIÓN DE LOS ESPACIOS PÚBLICOS

Con respecto a la aprobación de la ordenanza que otorga nuevos instrumentos legales para intervención del Municipio a fin de liberar espacios públicos ocupados ilegalmente, el responsable de la planificación en la Ciudad expresó que la normativa en esta materia había sido aprobada en 1992, por lo que era necesario una actualización para adecuar la legislación a la realidad que vive Resistencia hoy en día y lograr la agilización de los procedimientos entre las distintas áreas, incluyendo a la Fiscalía y los Juzgados municipales.

“Ya veníamos avanzando con demoliciones y liberaciones de espacios públicos ocupados ilegalmente, pero esta nueva normativa actualizada permitirá que todas las acciones que llevemos adelante tengan el resguardo legal correspondiente”, agregó.

NUEVO PAQUETE DE ORDENANZAS

Para avanzar con el proceso de ordenamiento territorial se trabajó en conjunto con la Comisión de Tierras del Concejo Municipal, presidida por Soledad Villagra, en un paquete de tres proyectos de ordenanza que permitirá agilizar los procedimientos administrativos y notariales para vecinos que hace más de 30 años esperan contar con el título de propiedad su inmueble.

En este sentido, Monzón explicó que Resistencia tiene más de 6 mil parcelas de dominio municipal en las cuales se encuentran viviendo familias y, cerca de la mitad de ellas, no son titulares todavía de su inmueble, por lo que también era necesario modificar la ordenanza vigente para avanzar con la agilización de trámites históricos.

En lo que respecta a los proyectos de ordenanza para la regularización de obras privadas no declaradas y permiso provisorio para su ejecución, desde el Ejecutivo municipal aseguraron que forman parte de una planificación para promover la construcción en Resistencia y convertirla en una plaza para atraer inversiones, por lo que el objetivo es facilitar la normalización de las obras privadas e incentivar la construcción formal en toda la Ciudad.

Todo este proceso de regularización municipal tendrá un plazo de un año y formará parte del trabajo de formalización de la Ciudad, que contará con beneficios para los vecinos, ya que la registración tendrá, por decisión política del intendente Gustavo Martínez, un descuento del 50% de los derechos municipales y un plan de pagos de hasta en 36 cuotas para cubrir el saldo.

Sobre esto, la subsecretaria de Control y Fiscalización de Obras expresó que los proyectos de ordenanza de regularización de obras privadas no declaradas y de permisos provisorios para la ejecución de obras privadas, surgieron tras una histórica demanda de los vecinos que intentan regularizar su situación y que no encontraban las posibilidades económicas para poder hacerlo.

“Se van a poder incluir cualquier tipo de obras hasta 1.500 metros cuadrados y, en lo que se refiere a los permisos provisorios, se amplió el tema de usos, ya que solamente la normativa vigente plantea a las viviendas unifamiliares y multifamiliares, agregando a obras comerciales, así como oficinas y policonsultorios hasta 1.500 metros cuadrados”, agregó Turletti.

Además, explicó que la iniciativa plantea que una vez obtenido el permiso provisorio en diez o quince días se podrá tramitar el definitivo en un plazo que de 30 a 60 días hábiles siguientes. “Se podrán acoger a este beneficio obras que aún no se han iniciado, como así aquellas que se encuentran en etapa de capa aisladora”, explicó la subsecretaria.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry