Operarios de Secheep, con la colaboración de la Subsecretaría de Energía de la Provincia y la Dirección de Vialidad Provincial, trabajan para reparar, levantar y poner en condiciones tres estructuras metálicas de una línea de alta tensión, dañada por fenómenos climáticos (tornados, tormentas) en la zona rural de cañaverales en La Escondida.

Las estructuras sostienen una línea de 132 Kv (denominada L5A) que va desde Puerto Bastiani hacia Presidencia Roque Sáenz Peña y es clave en la red de energía eléctrica en toda la zona.

“Son columnas metálicas de 23 metros de alto que en su momento fueron afectadas por el tornado que afectó la zona en noviembre de 2017 y que derribó 9 de ellas. En este caso, hay una estructura que cedió en un tormenta posterior y que afectó otras dos que también son reparadas por los operarios”, señaló el presidente de Secheep, José Tayara.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry