El gobernador Jorge Capitanich recorrió en la mañana de este jueves la planta potabilizadora del Segundo Acueducto del Interior donde inspeccionó la tarea que realiza la misma y el circuito que toma agua del Río Paraná, la transporta con caños de hierro dúctil y procesa el agua turbia.

A través de sus redes sociales el mandatario provincial adelantó que se trabaja en un esquema para poder proveer desde la planta al interior y que el resto de las plantas puedan abastecer al Área Metropolitana. Capitanich aseguró que “eso nos permitirá mejorar el sistema de distribución y presión”.

Por otra parte, y ante las altas temperaturas y la bajante del río, el gobernador mencionó que “se trabaja para garantizar el suministro en las zonas más críticas”.

“Es muy bueno contar con esta planta que brinda una alternativa frente a la caída drástica del caudal de agua del río. Iremos generando soluciones de emergencia para resolver estructuralmente la demanda y llegar a todos los chaqueños y chaqueñas”, mencionó.

La situación de escasez, que se da a nivel provincial tanto en barrios del Gran Resistencia como en localidades del interior, se debe a diferentes factores: el gran aumento de la demanda producido por las altas temperaturas registradas y su continuidad en el tiempo; la sequía producida por la falta de precipitaciones; la persistente bajante del río Paraná (hoy 0,15 metros); y a la turbiedad del río Bermejo, que está creciendo y que conlleva más consumo de agua en el proceso de potabilización debido al aumento en la frecuencia de lavado y purga de las unidades de potabilización.

A fin de paliar esta situación y mantener al servicio, además de utilizar un sistema de potabilización adicional, gracias a la Planta potabilizadora del Segundo Acueducto del Interior para atender la demanda, se ejecutan obras para aumentar el caudal de distribución instalando nuevos equipos de bombeo, se incorporan productos químicos adicionales para mejorar la sedimentación, se realizan perforaciones en el interior, acarreos de agua en camiones, se intensificaron las tareas de regularización conexiones clandestinas y se incrementaron los equipos de trabajo para solucionar la mayor cantidad de pérdidas de agua potable.

La Planta del Segundo Acueducto para el Interior tiene capacidad de tratar inicialmente en el módulo habilitado, 1.300 metros cúbicos por hora de agua cruda, cuya producción resultante ronda los 1.150 metros cúbicos por hora, los cuales se transportan directamente al interior de la provincia a través del 2° Acueducto, agua que se tomaba de las plantas que alimentan el Área Metropolitana del Gran Resistencia (AMGR).

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry