En diálogo con La Mañana de Natagalá, Rafael Acuña, subsecretario de Seguridad Vial de la provincia del Chaco, destacó las acciones prioritarias implementadas bajo su gestión para enfrentar los desafíos de la seguridad vial local.

Acuña subrayó que la mayoría de los incidentes viales ocurren en áreas urbanas, lo que llevó a intensificar los controles en estos sectores. Además, anunció la próxima activación de 21 equipos cinemómetros en rutas nacionales y provinciales, diseñados para controlar la velocidad de los vehículos y reducir significativamente la siniestralidad.

El funcionario también enfatizó la colaboración con los municipios para implementar políticas que regulen la conducción peligrosa de motovehículos, un problema recurrente en la región.

En este sentido, mencionó convenios estratégicos que permiten la operación de la policía caminera dentro de áreas urbanas, fortaleciendo así los operativos para contrarrestar conductas imprudentes.

Además de estas medidas locales, Acuña destacó el papel del Chaco en el Consejo Federal de Seguridad Vial, donde la provincia representa a la región NEA (Noreste Argentino).

Este rol implica una mayor responsabilidad en la formulación de políticas públicas regionales destinadas a combatir problemáticas como el narcotráfico y el contrabando, temas abordados en operativos conjuntos con provincias vecinas.

La entrevista también abordó la controvertida cuestión de las fotomultas heredadas, que Acuña describió como un legado del gobierno anterior que requirió de regularización y transparencia.

Anunció próximas medidas para compensar a los ciudadanos que pagaron infracciones bajo el sistema anterior y aseguró que los nuevos dispositivos cumplirán con todos los estándares legales y de transparencia.

Escuchá la nota completa


COMPARTIR