Para contrarrestar la presión opositora en la previa a la sesión de este jueves, el oficialismo del Senado abrió de apuro el plenario de Presupuesto y Previsión Social para debatir el proyecto de recomposición de jubilaciones que viene con media sanción de Diputados.

La Libertad Avanza consiguió dilatar el dictamen, con ayuda de aliados que piden cambios, pero el kirchnerismo adelantó que exigirá el tratamiento sobre tablas en la sesión de mañana.

"Nosotros vamos a pedir el tratamiento sobre tablas. Lo conveniente sería darle tratamiento para que esta gente pueda comer. Es indigno lo que cobra alguien que trabajó 40 años", aseguró José Mayans, jefe de bancada de Unión por la Patria.

Para aprobarlo, el oficialismo necesita llegar a los dos tercios (48 voluntades), muy difíciles de alcanzar sin el PRO y la UCR que -con excepción de Martín Lousteau- pidió una discusión "en profundidad" y con la presencia de especialistas.

"Hay que trabajarlo en profundidad porque si no somos buenísimos, sí, pero seguimos metiéndole a los parches y continúa este sistema malo. Es hora de más responsabilidad fiscal, tenemos que saber de dónde vamos a sacar (la plata) y no hacerse los buenos con la plata pública y seguir el círculo vicioso", lanzó el jefe de la bancada de la UCR, Eduardo Vischi.

Lousteau volvió a desmarcarse de su bancada. "La oficina de Presupuesto ya dijo que cuesta lo mismo que la rebaja de bienes personales. No puede ser que el Gobierno sea degenerado fiscal con los más ricos entre los ricos y conservadores fiscales con los jubilados", lanzó el presidente del Partido.

Por su parte, entre los bloques federales, el entrerriano Edgardo Kueider (Unidad Federal) y la chubutense Edith Terenzi (Cambio Federal) presentaron ahora proyectos propios sobre la cuestión jubilatoria. Algo que el kirchnerismo señaló como una actitud para "dilatar".

Senado de la Nación. El 12 de junio los legisladores trabajaron más de 20 horas seguidas y aprobaron los dos proyectos del Ejecutivo. Crédito: Comunicación Senado
Por su parte el aliado del oficialismo, el salteño Juan Carlos Romero, pidió cambios.

Dijo que, para evitar el veto de Javier Milei, se cumpla con la ley de administración financiera y se incorpore un artículo que estableza que se derogan las exenciones impositivas por la producción electrónica fijada por el régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego y que lo recaudado por eso será destinado al financiamiento del Sistema Integrado de Previsión Argentina (SIPA).

"No quitamos beneficios a los pobladores de Tierra del Fuego, sino a un puñado de empresas que ensamblan piezas. Le damos un beneficio a una gran mayoría y le quitamos privilegios a unos pocos", afirmó.

Lo cierto es que en el radicalismo también ven con buenos ojos hacerle retoques al proyecto para darle más "previsibilidad" a futuro.

Lo cierto es que esta comisión se convocó con apenas horas de anticipación, el martes a la noche. Fue una movida de Victoria Villarruel para darle una contención a los dialoguistas frente al pedido, que se veía venir, del kirchnerismo de votar el tema sobre tablas. Ahora tienen una excusa para votar en contra de esa moción: el tema está siendo debatido en comisión.

Post ley bases, los dialoguistas quieren darle tiempo al Gobierno antes de volver a la carga con iniciativas de choque. Desde el PRO, igualmente, la legisladora más crítica, Guadalupe Tagliaferri, advirtió que no se puede "demorar una eternidad".

Los ejes del proyecto que tiene media sanción de Diputados
El proyecto que se aprobó en junio en Diputados cosechó 160 votos afirmativos (de UCR, Hacemos Coalición Federal, Innovación Federal y la Coalición Cívica); 72 negativos (LLA y el PRO) y 8 abstenciones.

Establece una recomposición extra de un 8 % y una nueva fórmula jubilatoria que reemplace el DNU 274/2024 de Javier Milei con ajustes mensuales por inflación -como rige ahora- pero agrega una actualización anual -en marzo de cada año- en base al incremento de salarios.

Sería del 50% de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) por sobre la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) el año calendario anterior.

Además, obliga al Gobierno al pago de deudas con las cajas provinciales y sentencias adeudadas. Para eso se plantea tomar los recursos tributarios que tienen asignaciones específicas a la ANSES. Es decir, impuestos al cheque, País e IVA, entre otros. Lo que no se llegue a cubrir con eso, lo debe girar el Tesoro.

La sesión de este jueves

El oficialismo convocó a una sesión en el Senado para este jueves a las 11 para tratar una decena de pliegos de ascensos militares y diplomáticos. Además, en medio del caso sobre la desaparición de Loan, se debatirá un proyecto de modificación del código penal sobre sustracción y / o comercialización de menores de edad.

También le darán luz verde a una declaración de duelo nacional en homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA; un proyecto que viene en revisión de Diputados.


COMPARTIR