Amazon se marcó hace poco un tanto con ‘El rey de Zamunda’, secuela de la popular comedia con Eddie Murphy que deberíamos haber visto en cines, pero Paramount optó por vendérsela a la plataforma ante la incertidumbre provocada por la pandemia de coronavirus. Ese mismo escenario es el que ha permitido a Amazon hacerse con ‘Sin remordimientos’, esperada adaptación de la novela de Tom Clancy que llega a la plataforma este viernes 30 de abril.

Tengamos en cuenta que ‘Sin remordimientos’ nace con vocación de franquicia, pues Michael B. Jordan firmó para dar vida al personaje de John Clark en una segunda película. Habrá que ver si la cosa se concreta, pero por ahora podemos disfrutar de un sólido thriller de acción al servicio de Jordan, quien también ejerce aquí como productor a través de su compañía Outlier Society.

Comentaba Jordan en la presentación de ‘Sin remordimientos’ que era el tipo de película que veía de niño, una afirmación que tiene parte de publicitaria, pero también algo de realidad. Y es que estamos ante un thriller de acción más generoso en la acción física que en el uso cada vez más intenso de los efectos visuales.

Aquí se nota la implicación de los actores en esas escenas, pero no estamos ante un espectáculo basado en el despliegue físico o en las peleas con coreografías muy elaboradas. En ‘Sin remordimientos’ todo tiende hacia una moralidad gris en la que incluso la gran motivación de su protagonista es más un deseo de venganza que la búsqueda de la justicia, siendo por ahí donde encaja muy bien el hecho de haber contratado a Stefano Sollima para encargarse de la puesta en escena.

Jordan tira en los primeros minutos de carisma y presencia para luego mostrar una determinación que permite a la historia evolucionar de tal forma que se sienta lógica con su progresión. Y además aporta una intensidad extra a las escenas de acción, donde puede que no haya ninguna realmente memorable, pero sí que el tratamiento de las mismas las eleva por encima de la media actual de Hollywood.

‘Sin remordimientos’ no deja de ser una aventura de presentación que sabe dotar de cierta fuerza a lo que propone principalmente por la presencia de Sollima tras las cámaras y de Jordan delante de ellas. Si tiene el éxito esperado, quizá haya margen para dar ese paso necesario para poder ser más que un thriller de acción sólido y entretenido pero no especialmente memorable.

Fuente: Espinof

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry