Llegó la fecha de pago al Club de París y, aunque no se pagó ni hubo anuncios de un nuevo acuerdo, el mercado celebró como si lo hubiera habido. Las acciones de las empresas argentinas subieron hasta 11% en Wall Street y el Merval cerró la jornada con un alza del 2,8%.

Precisamente la ausencia de declamaciones contra la Argentina y su impago fue lo que alentó el rumor de que un acuerdo con el FMI y el Club de París está más cerca de lo que parecía un mes atrás. De concretarse este acuerdo, seguramente para el Gobierno la vuelta a los mercados de capitales todavía quede lejos, pero no así para las empresas con proyectos de inversión a financiar en un mundo de tasas cero.

Por lo pronto, el mercado se dio por satisfecho con el respaldo de Merkel a Alberto Fernández del último miércoles. No en vano, Alemania es el principal acreedor de la Argentina en el Club de París. Y sin nada que lo desdiga, este viernes fueron las energéticas y los bancos las preferidas del mercado. Puntualmente los papeles de Central Puerto subieron hasta 11% para cerrar en 10,7% aunque cabe aclarar que venían particularmente postergados respecto del resto de los papeles argentinos.

 

Sin embargo, para los bonos no fue la mejor jornada. En promedio retrocedieron menos de un punto porcentual en una moderada toma de ganancias luego de un mes en alza. Los AL 41 acumulan una suba 5,7% en dólares y los más cortos, los AE38, una recuperación del 6,7%, que se concentró en las últimas dos semanas.

Para el analista de mercados Francisco Uriburu, para los mercados ahora Argentina pasó a ser un caso testigo o “leading case” en materia de negociación de la deuda y ahora el margen está dado para la suba de las acciones argentinas.

Los papeles de los bancos argentinos en Wall Street así lo reflejaron: 5,7% para el Macro, 4,6% para el Francés, 5,4% para el Supervielle y 2,7% para el Grupo Financiero Galicia. Con estos valores acumulan alzas del 13,7%, 14,5%, 6,5% y 12,5% respectivamente.

“Los aumentos no se ocasionaron por casualidad puesto a que la posibilidad de un acuerdo tanto con el FMI como con el Club de París generan buenas perspectivas para los inversionistas. Sumado a eso, y si bien la situación continúa siendo crítica para nuestro país, se puede estimar que es posible proyectar un óptimo final de mes para el Banco Central. Esto se expresa en que durante el corriente mes se logró comprar la mayor cantidad de dólares desde 2003 con una adquisición de alrededor de US$ 2 mil millones”, dijo Ayelen Romero de Rava Bursátil.

Fuente: LPO

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry