Restan siete días para que expire el contrato de Eduardo Antonio Salvio en Boca Juniors y lo que menos reina es el optimismo.

La negociación se dilató más de la cuenta y tras el último ida y vuelta entre el Consejo de Fútbol y el entorno del futbolista no hubo acuerdo para prolongar el vínculo. Infobae se contactó con ambas partes y presentaron posturas inflexibles.

La novela por la renovación del Toto se inició a fines de 2021, cuando el futbolista intentaba recuperar algo del terreno perdido por una lesión ligamentaria que lo sacó varios meses de la cancha.

El Patrón Bermúdez fue el encargado de adelantar que el Consejo le haría una propuesta para permanecer en el club -al igual que Cristian Pavón- y dejó entrever que los números de su contrato se modificarían sustancialmente.

Hay que recordar que Salvio llegó al Xeneize a mediados de 2019 a cambio de una cifra cercana a los 7 millones de dólares, proveniente del Benfica.

El extremo surgido en Lanús percibía un importante salario en euros en Portugal y pese a haber cedido un tanto en los números a la hora de negociar con la comisión directiva anterior, la firma le significó a la entidad de la Ribera tener a uno de los jugadores mejor pagos del plantel y el fútbol argentino en general.

Juan Román Riquelme aprovechó la privacidad del viaje de Boca para jugar el amistoso contra Barcelona en Arabia Saudita y agarró mano a mano a Salvio: allí personalmente le preguntó si tenía intenciones reales de continuar en la institución.

El propio vicepresidente azul y oro hizo pública esa versión y bajó revoluciones en febrero de este año, cuando le consultaron por el tema: “Parece que mañana deja el club y tiene contrato hasta el 30 de junio. Tenemos varios meses por delante, él sabe que queremos que continúe con nosotros”.

Si bien Riquelme fue crítico en el inicio de la Copa de la Liga pasada tras un empate contra Colón en la Bombonera, cuando acusó a Boca de ser “un equipo muy inocente” puntualizando una jugada en la que Salvio debió exagerar una infracción de un rival que tenía amarilla para que fuera expulsado en lugar de continuar con el balón, también mostró debilidad por su juego.

“Toto es más sano que el agua y confió que podía marcar el gol”, repasó Román, quien en el último tiempo recibió a la Tota, madre del futbolista de 31 años (cumplirá uno más el 13 de julio), en su propio palco del Alberto J. Armando. Pero ante su magnífica actuación ante Always Ready en la altura de la paz, el ídolo xeneize no reparó en elogios: “A medida que se va soltando va jugando cada vez mejor.

Salvio nació para gambetear y a mí me pone muy contento cómo está, porque se siente que puede competir al máximo. Ha sido el mejor del partido en Bolivia”.

En la jornada de ayer, Sebastián Battaglia opinó sobre la permanencia de Salvio en el plantel y dejó clara su postura:

“Es un jugador que ya sabe lo que queremos, lo conocemos, sabemos la clase de profesional que es.

Está todo este tiempo y ya me conoce. A partir de ahí tiene un plus”. Mañana por la noche volverá a jugar después de recuperarse de una lesión muscular previo al partido contra Ferro Carril Oeste por los 16avos de final de la Copa Argentina.

Una cara conocida del Centro de Entrenamiento de Boca en Ezeiza le anticipó a Infobae que Boca no se estirará con los números de la propuesta que le presentó hace algunos días al representante de Salvio.

Aunque lógicamente no se dieron a conocer las cifras, es sabido que hubo una reducción importante en su salario base y se precisó que le propusieron extender el vínculo por 18 meses, es decir hasta el fin del primer mandato de la actual comisión directiva.

En caso de que la misma sea reelecta (Riquelme podría ser parte de la fórmula), el contrato de Salvio sería renovado de forma automática por un año más.

En épocas de disputa de Liga Profesional, Copa Argentina y definición de octavos de final de la Libertadores, en el Xeneize no andarán con vueltas: o Salvio rubrica o se marchará con el pase en su poder y el Consejo buscará una alternativa en el mercado.

Y desde el entorno del jugador que fue mundialista con la selección argentina en Rusia 2018 también fueron tajantes y advirtieron que Salvio cuenta con 5 ó 6 ofertas del exterior (los destinos son Europa, la MLS y el fútbol mexicano).

Hace horas se rumoreó un supuesto interés de Vélez y Racing por contar con sus servicios, pero no hubo propuestas formales para un futbolista que está en condiciones de negociar con otras instituciones a esta altura. Por lo bajo, aseguraron: “Toto quiere seguir en Boca, pero no para que lo niguneen”.

Existe todavía una charla pendiente y definitiva pero, frente a este panorama, resulta complicado pensar en una renovación.

Quizás una última comunicación entre Riquelme y Salvio pueda llegar a recomponer y salvar la tratativa.

Lo cierto ahora es que el martes por la noche contra Corinthians en San Pablo podría ser su último partido con la camiseta de Boca.

Fuente: Infobae