Un ciudadano alemán embistió con un auto a una multitud en la ciudad de Tréveris, en el suroeste de Alemania, donde mató a dos personas, entre ellas una niña, e hirió a otras 15, antes de ser detenido por la policía, informaron autoridades.

Ninguna autoridad precisó si se trató de un accidente o un ataque, pero el incidente llega cuatro años después de que un islamista matara a 12 personas al chocar a una gran cantidad de peatones en un mercado navideño en Berlín, la capital de Alemania.

Testigos dijeron haber visto una camioneta oscura marca Range Rover que hizo que la gente «volara por el aire» al atropellar a la muchedumbre cerca del principal mercado de Tréveris, informó el diario local Trierische Volksfreund.

El auto atropelló a padres son sus chicos al avanzar hacia el mercado, que este año no abrió por el coronavirus, afirmó el periódico.

La policía local dijo que el conductor del vehículo, un alemán de 51 años y residente en la región, fue detenido y su auto secuestrado.

«Las circunstancias de este hecho se desconocen por ahora», dijo la policía por Twitter.

La jefa de Gobierno alemana, la canciller Angela Merkel, reaccionó a través de su portavoz, Steffen Seibert, que calificó de «impactante» el suceso y brindó su apoyo a los familiares de los muertos y a los «numerosos» heridos, informó la agencia de noticias DPA.

Un video subido a redes sociales pareció mostrar a policías reduciendo a un hombre en el piso detrás de una Range Rover luego de, aparentemente, haber atropellado el vehículo con su patrullero.

El alcalde Wolfram Leibe dijo a la cadena de noticias SWR que 15 personas resultaron heridas, además de los dos muertos.

«UN CONDUCTOR SE VOLVIÓ LOCO EN EL CENTRO DE LA CIUDAD. TENEMOS AL MENOS DOS MUERTOS Y 15 PERSONAS CON HERIDAS SEVERAS», DIJO EL ALCALDE.

«En este momento estamos tratando de obtener información sobre la situación. Los servicios de emergencia han respondido desde toda la región, y ahora estamos tratando de priorizar salvar a las personas», agregó.

Luego, el alcalde dijo que una de las dos víctimas mortales era una niña, pero no precisó su edad.

El sospechoso estaba siendo interrogado por la policía, dijo Liebe al canal n-tv.

«No quiero especular, pero todos nos estamos preguntando…¿qué lleva a una persona a hacer algo como esto? Por supuesto, no tengo la respuesta a esa pregunta», prosiguió.

La zona del incidente fue cerrada y así permanecerá hasta mañana por la mañana para permitir a la policía recoger evidencia, pero ya no hay peligro, agregó el alcalde.

Hace casi cuatro años, un camión conducido por un islamista radical tunecino embistió un mercado navideño en Berlín, en un ataque que dejó 12 muertos y 56 heridos.

Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry