Por algo Rafael Nadal (3° del mundo) ganó 104 partidos en Roland Garros y perdió solo dos (un tercero no se presentó); por algo ganó 13 títulos en 16 ediciones que disputó.

Y por algo sigue ganando, incluso ante una muy buena versión de Diego Schwartzman (10°), que llegó a apretar al Matador e incluso le cortó la racha de 36 sets ganados al hilo desde el 2019.

Pero no fue suficiente y el español se quedó con el duelo de cuartos de final por 6-3, 4-6, 6-4 y 6-0 en 2h45. En semi jugará frente aNovak Djokovic(1°) o Matteo Berrettini(9°), quienes se enfrentan a último turno de este miércoles.

La buena noticia de entrada fue que el Peque le jugó de igual a igual al Matador pese al historial de 1-10 que precedía al duelo, incluidos los cuartos del 2018 y la semi del 2020 en París. La mala, que el español se llevó el primer set, 6-3. Hasta el 2-2 cada uno mantuvo su saque pero a Schwartzman le costó más, de hecho debió levantar un 15-40 con un hermoso globo incluido.

Ya en “modo Roland Garros”, Rafa, campeón 13 veces aquí, le tiró toda la presión al argentino y le quebró para 4-2 con un game feroz de cuatro winners. A la vuelta, el porteño se la devolvió para el 3-4, pero Rafa se conectó de nuevo para desbordar a su rival hasta el 6-3. Había aprovechado una chance más (2-7 en break points contra 1-2 del Peque) y también había jugado más agresivo, yendo seis veces a la red (consiguió cuatro puntos) mientras que Schwartzman siempre se mantuvo en el fondo.

Fuente: Olé

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry