El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, reiteró su pedido a los gremios de pilotos para que levanten el paro de 48 horas convocado para el próximo fin de semana y prometió “revisar” la política de “cielos abiertos” que impulsó el gobierno de Mauricio Macri.

“Entiendo la legitimidad del reclamo, pero el paro en Aerolíneas Argentinas le complica la vida a mucha gente”, reiteró Fernández.

El martes, durante un acto en San Juan, el candidato les reclamó a los pilotos que no realicen más paros. “Estoy decidido a poner de pie nuevamente a Aerolíneas Argentinas, confío en los que trabajan ahí y les pido que no provoquen este estado de cosas”, dijo durante una conferencia de prensa.

Ayer, los gremios comandados por Pablo Biró (APLA) y Cristian Erhardt (UALA), desestimaron el pedido de Fernández y ratificaron el paro de 48 horas en los vuelos de Aerolíneas Argentinas. “Es inamovible”, plantearon los referentes de los gremios aeronáuticos.

En un extenso reportaje en Radio Con Vos, Fernández renovó el pedido. “Como quiero sostener e impulsar Aerolíneas Argentinas y hay que defenderla, promoverla y ponerla de pie. Entiendo el reclamo, pero el que paga el reclamo es el usuario. Les pido en este momento que lo repiensen, porque está claro que un Gobierno en retirada no va a cambiar su política”, enfatizó.

La medida de fuerza, en reclamo de una recomposición salarial y que afectará al menos a 500 vuelos desde las 0 horas del sábado, se resolvió el pasado lunes, luego de asambleas que generaron demoras en más de 100 vuelos. En medio de la disputa salarial, la conducción de Aerolíneas Argentinas recordó que le pagó a sus empleados un bono de entre 5.000 y 30.000 pesos en diciembre de 2018, un ajuste de salarios del 10,2% en enero, un 4,1% en marzo, un 15,2% en abril y un bono de 5.000 pesos para los sueldos menores a 100 mil en este mes.

Los gremios aeronáuticos ratificaron que los procesos de conciliación obligatoria están agotados y señalaron que lo único que puede suspender el paro del fin de semana es que los convoquen y les den una diferencia del 22% para no perder con la inflación”.

El candidato a presidente del Frente de Todos, se refirió también al goteo en las reservas del Banco Central y a la crisis que afronta la actual administración. “La confianza no se gana de un día para el otro, y el problema es que el que tiene que dar confianza hasta el 10 de diciembre es el gobierno. Pero el gobierno no está generando confianza, hace lo contrario. Así pasó con el fallo de la Corte (sobre IVA y Ganancias). El Gobierno pierde una elección y se le ocurre cambiar el sistema impositivo supuestamente para beneficiar a la gente y no tiene en cuenta cómo perjudica a las provincias. Todo el gobierno es un gran acto de improvisación”, sentenció.

En este sentido, Fernández admitió que recuperar esa confianza va a llevar tiempo. “Yo no pienso lo que pensó Macri, que creyó que se iba Cristina (Kirchner), llegaba él e iban a llover inversiones. No es así. Los mercados vieron un gobierno sin destino”.

“Aspiramos a dos grandes reglas: recuperar el mercado interno, como ayer lo hablamos en la UIA, y rápidamente movilizar exportaciones, ganar mercados”, dijo y recordó que los argentinos consumen el 70% de lo que se produce en el país. “Si no mejoramos el consumo no mejoramos la producción”, insistió.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry