El primer ministro británico, Boris Johnson, y su esposa Carrie anunciaron el nacimiento de su hija. La pareja dijo que la beba, el segundo hijo juntos, nació este jueves en un hospital de Londres.

"Tanto la madre como la hija están muy bien. La pareja quisiera agradecer al brillante equipo de maternidad del NHS por todo su cuidado y apoyo", dijo un vocero de ambos en un comunicado.

Johnson y Carrie, que se casaron este año, también tiene un hijo, Wilfred, que nació en abril de 2020, un mes después de que el primer ministro fuera internado gravemente en el hospital por coronavirus.

La pareja se mudó a la residencia oficial de los primeros ministros británicos en Londres cuando Johnson llegó a la jefatura de Gobierno, en 2019, convirtiéndose en la primera no casada en convivir abiertamente en el lugar, en la calle Downing Street.

Johnson, de 57 años, y Carrie, de 33, se casaron en mayo pasado en Londres, en el tercer matrimonio del premier y el primero de su esposa.

Johnson tiene otros cinco hijos de relaciones previas, incluyendo cuatro con su segunda esposa Marina Wheeler, de la cual se divorció.

Durante una audiencia judicial en 2013 se reveló que había sido padre de una hija como resultado de una relación extramatrimonial en 2009, cuando era alcalde de Londres.

El nacimiento ocurre luego de que el primer ministro cediera este miércoles a presiones y ordenara investigar si se violó las reglas de la cuarentena con una supuesta fiesta de Navidad realizada en Downing Street mientras estaba prohibido y en medio del anuncio de más restricciones por la pandemia.

La oficina del premier había estado toda la semana negando informes de que funcionarios del entorno de Johnson celebraron una fiesta en diciembre de 2020 -con vino, comida, juegos e intercambio de regalos incluidos- cuando las restricciones sanitarias prohibían todo tipo de reuniones sociales.

Según múltiples medios británicos, la fiesta tuvo lugar el 18 de diciembre, un día antes de que Johnson ajustara aún más las restricciones y prohibiera las reuniones de Navidad de familiares no convivientes. La decisión de Johnson de anunciar una investigación llegó luego de la publicación de un video en el que algunos funcionarios de su entorno se burlaban de las restricciones.

El video, filmado el 22 de diciembre de 2020 y difundido esta semana por la cadena ITV, muestra a la entonces vocera de Johnson, la secretaria de prensa Allegra Stratton, bromeando sobre una fiesta prohibida en la residencia oficial de Downing Street.

La grabación parece mostrar a funcionarios fingiendo que están celebrando una conferencia de prensa, a manera de ensayo antes de enfrentar a los medios. Stratton presentó su dimisión ayer a horas del anuncio de Johnson de una investigación.

"Entiendo y comparto el enojo que hay en todo el país" sobre la presunta violación de las restricciones por el coronavirus por parte de funcionarios designados de la residencia oficial del primer ministro, dijo este miércoles Johnson ante el Parlamento tras la difusión del video.

"Yo también me puse furioso al ver el video. Me disculpo sin reservas por la ofensa que ha causado en todo el país y me disculpo por la impresión que da", agregó ante los diputados de la Cámara de los Comunes, informó la cadena BBC.

Johnson dijo que ordenó al jefe de gabinete, Simon Case, investigar, y dijo que habrá castigos para quienes hayan roto las reglas.

Fuente: Telam

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry