La plataforma de videos fue acusada de usar cookies, práctica que viola la Ley de Protección de Privacidad, para saber cómo es el comportamiento de los espectadores de los canales infantiles y usar esa información con fines publicitarios

Google acordó con la Justicia de Estados Unidos el pago de una multa de 170 millones de dólares para resolver las acusaciones contra YouTube de recopilar de forma ilegal datos personales de niños sin el consentimiento de sus padres.

La plataforma de videos había sido acusada de usar “cookies” -un tipo de archivo que se usa para rastrear la actividad online de los internautas- para conocer el comportamiento de los espectadores de los canales infantiles y usar esa información con fines publicitarios, informó la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés).

Esa práctica violaría la Ley de Protección de Privacidad en Línea para Niños (COPPA) que, sancionada en 1998, prohíbe recolectar información sobre niños menores de 13 años, según una denuncia impulsada por la FTC y la Fiscalía General de Nueva York (que recibirán 136 y 34 millones de dólares respectivamente).

Según la denuncia, YouTube ganó “millones de dólares” gracias a que promocionó entre sus clientes, incluso grandes entidades comerciales, su popularidad entre los niños.

La plataforma permite a los titulares de cuentas de Google crear “canales” para mostrar su contenido; “los propietarios de estos canales pueden optar por monetizar su canal al permitir que YouTube publique anuncios dirigidos (a una audiencia delimitada) en función de su comportamiento, lo que genera ingresos tanto para los propietarios del canal como para YouTube”, explicó la FTC.

Que te pareció esta nota?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry